El dzemuleño Aldo Núñez batea su primer hit en la Liga Mexicana (VÍDEO)

mayo 1, 2022

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Varias veces ya vi el vídeo y todas las veces me he emocionado. Fue un toque perfecto por la raya de tercera. Un hit. Un sencillo. No hubo duda. Fue el primer incogible del recluta yucateco Aldo Núñez Ortega (Acereros de Monclova) en la Liga Mexicana de Béisbol y lo hizo en un momento complicado, con la pizarra empatada en la novena entrada, jugando en Saltillo.

También vi, en vivo (está de moda decir, de manera presencial), el primer hit de Juan José Pacho en 1980 en la Liga Mexicana, con el uniforme número “13” de los Leones, en el Parque Carta Clara. También me emocioné.

Hay una coincidencia en ambos: se esforzaron al máximo para llegar a la LMB. Nadie les regaló nada; lo sufrieron, lo trabajaron…

A ambos los seguí de cerca en sus inicios; quizá más a Núñez por las redes sociales y el internet. Aldo comenzó a llamar la atención cuando en marzo de 2019 hizo algo sumamente complicado: batear dos cuadrangulares con las bases llenas en la misma entrada, hazaña que hizo en la LIBY de segunda fuerza.

Ese día, el “Enano”, formado en la Academia Santiago Huchim de Mérida, fue un gigante con el bate, pues se fue de 6-4, con nueve carreras producidas y cinco anotadas.

Rodolfo Amador abraza a Aldo Núñez Ortega (de lentes) en la novena entrada, luego que el yucateco produjo una carrera con su primer hit en la Liga Mexicana y anotó la carrera del triunfo, en Saltillo. Todo el equipo corrió a felicitarlo, como se ve en la imagen

Este sábado no fue tan poderoso su batazo (fue un toque), pero sí espectacular (vea el vídeo de abajo) y su actuación generó una explosión de júbilo en la caseta de los Acereros de Monclova, pues remolcó la carrera que adelantó a los azules, 8-7.

SU INGRESO AL PARTIDO

Núñez Ortega ingresó al encuentro como corredor emergente en sustitución del venezolano Pablo Sandoval, quien había disparado sencillo. El batazo de “Kun Fu Panda”, ex estelar de los Gigantes de San Francisco, remolcó dos carreras y acercó a Monclova a 5-4 en la pizarra. Aldo anotó poco después el 5-5 cuando llegó al plato caminando por cuadrangular de Chris Carter.

Con la pizarra ahora 6-5 en favor de Monclova, los Saraperos hicieron dos en el cierre y recuperaron la delantera, ahora 7-6; sin embargo, en la novena, Monclova volvió a anotar cuatro veces para adelantarse 10-7 y hacer inútil otro par de anotaciones de los Saraperos en la conclusión de ese noveno rollo, pues solo pudieron acercarse a 10-9.

Ese noveno capítulo se desarrolló así:

Rodolfo Amador fue eliminado en rodado a Henry Urrutia en la inicial. Los Acereros congestionaron el lunetario por boleto a Sergio Macías, error de Manny Rodríguez a rodado de Keon Broxton y, tras globo de Josh Reddick al central, Addison Russell también recibió transferencia.

Roberto “Chapo” Vizcarra hizo un cambio de lanzadores: ordenó el ingreso de Luis de Luna en lugar de Saúl Castellanos, pero…

Un pásbol de Carlos Mendívil permitió a Macías anotar la carrera del empate 7-7. A continuación, el mánager Mickey Callaway, quien conoce bien al yucateco pues lo tuvo bajo su mando en la Liga Invernal Mexicana, ordenó el toque de bola; no fue un squeezeplay porque Broxton salió a la conquista del plato cuando vio que la canica rodó perezosamente cerca de la línea de férbol y el tercera base Ricardo Serrano estaba sorprendido. Cuando el “Topo” Serrano tomó la canica, Broxton ya estaba en el plato, Aldo en la inicial y había fiesta en la caseta de los azules porque ya tenían ventaja de 8-7.

El umpire Axl Mayer pidió la pelota y se le entregó a Aldo, quien a su vez se la dio a guardar al coach de primera base. Esa pelota la guardará como un tesoro su madre y máxima admiradora, Alely Ortega.

La fiesta todavía seguía.

Carter recibió transferencia y Juan Pérez siguió con sencillo al bosque central, que envió a tierra prometida a Russell y a Núñez, con las carreras nueve y diez. Cuando Aldo llegó a la caseta de los Acereros, las felicitaciones estuvieron a la orden del día. Con un toque era el hombre del momento y, además, había timbrado la décima carrera de su equipo, que finalmente ganó 10-9.

Ahora sí, como dice el Dr. Ángel Uicab en sus narraciones: “Que le suelten cuetes” en Dzemul.

2 comentarios

  • Manuel Sánchez mayo 1, 2022en4:18 pm

    Y faltó comentar que su azaña de los 2 homeruns en Dzemul, fueron uno a la derecha y otro a la zurda. Saludos Gaspar!

  • Cresencio Peraza mayo 1, 2022en4:39 pm

    Me da gusto q un yucateco se supere de esa manera yo soy de un pueblo junto a dzemul y estoy orgulloso de esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *