Los Rays nivelan la serie: 6-4

octubre 22, 2020

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Brandon Lowe despertó y los Rays de Tampa Bay nivelaron a una victoria la Serie Mundial 2020, al superar este miércoles a los Dodgers de Los Ángeles, 6-4, en partido jugado en el Globe Life Field de Arlington, Texas.

El tercer choque del Clásico se jugará el viernes, pues mañana será día de descanso.

Randy Arozarena felicita a Brandon Lowe, luego de conectar uno de sus dos bambinazos de la noche. Lowe produjo tres carreras en el partido

Lowe, quien había estado apagado en la postemporada, conectó dos cuadrangulares, para comandar la victoria. En la primera entrada, ante el abridor Tony Gonsolin, para adelantar a los Rays 1-0, y en la quinta, con Austin Meadows en circulación, para aumentar la ventaja a 5-0.

Con los dos jonrones de Lowe, los Rays establecieron marca de más películas de cuatro rollos en una postemporada al sumar 28 y superar a los Gigantes de San Francisco (2002) y los Astros de Houston (2017).

En la cuarta, los Rays hicieron dos carreras, para el 3-0 en el tablero, remolcadas por doblete de Joe Wendle, quien hizo anotar al sudcoreano Ji-Man Choi y a Manuel Margot.

Will Smith en la sexta y Corey Seager en la octava, batearon jonrones por los Dodgers.

En la novena, el cubano Randy Arozarena conectó su primer imparable de la serie, el 22 de esta postemporada, con el que empató la marca de más hits conctados por un novato en una postemporada.

El zurdo Blake Snell, ganador del Cy Young de la Liga Americana en 2018, lanzó cuatro entradas y dos tercios de manera impecable. Y lo decimos porque tenía a los Dodgers sin hit ni carrera, pero la cuarta base por bolas que otorgó antes del cuadrangular de Chris Taylor, lo sacaron de balance. Y poco después Kevin Cash le aplicó la grúa. Lo relevó Nick Anderson, para quien, finalmente, fue la victoria.

Snell, en cuatro y dos tercios, admitió dos hits y dos carreras, con cuatro transferencias y nueve ponches.

El zurdo estableció un récord de la franquicia con sus nueve ponches en un encuentro de Serie Mundial y se convirtió en el primer lanzador en tener seis o más ponches y ningún hit en tres entradas de un duelo de Serie Mundial desde Randy Johnson en 2001, según reporte de la MLB.

El ganador Anderson trabajó una entrada y un tercio, con un incogible, una carrera y par de ponches. Siguieron Pete Fairbanks (una y dos tercios, con dos hits, una anotación, una base y una anestesia), Aaron Loup (un capítulo con dos ponches) y Diego Castillo (un tercio, un ponche), quien con tres disparos (ponchó a Chris Taylor) se apuntó salvamento.

En total, el pitcheo de Tampa Bay admitió cinco hits y recetó 15 ponches.

Por segundo choque seguido apareció en la loma de los Dodgers el zurdo nayarita Víctor González, quien en una entada aceptó una carrera, sin hit, con una base.

Si usted busca la clave, ahí está. Y, obvio, Brandon Lowe.

 

 

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *