Los Dodgers dan el primer golpe: 8-3

octubre 21, 2020

Clayton Kershaw dio el primer paso a la conquista de su primer anillo de Serie Mundial, al guiar este martes a los Dodgers de Los Ángeles a su primera victoria en el Clásico sobre los Rays de Tampa Bay, 8-3, en Arlington.

Cody Bellinger y Mookie Betts, ambos con cadrangulares, apoyaron la labor del estelar abridor.

Fue una buena noche para Kershaw, quien con su ponche a Willy Adames para el segundo out de la quinta entrada, arribó a 200 en la postemporada, colocándose por delante del miembro del Salón de la Fama John Smoltz, a quien envió a la tercera posición en la lista.

El perdedor Tyler Glasnow tiró lumbre, pero con problemas en su control. En la cuarta entrada, Glasnow firmó boleto a Max Muncy y luego admitió cuadrangular de Cody Bellinger, ataque que enfiló a la victoria a los campeones de la Liga Nacional.

Luego que en la quinta entrada Kevin Kiermaier sacudió a Clyton Kershaw con jonrón solitario, los Dodger enviaron a nueve bateadores en el cierre, para fabricar cuatro carreras y tomar ventaja de 6-1.

Una fue remolcada por rodado de Muncy a la inicial y las otras tres con incogibles productores de Will Smith, Chris Taylor y Kiké Hernández.

Nada podría interponerse en el camino de los dominantes Dodgers en el primer choque del Clásico realizado el martes por la noche en el Globe Life Field en Arlington. Su victoria les dio la ventaja inicial en esta serie al mejor de siete e ilustró la urgencia que impregna su búsqueda de su primer título del Clásico de Otoño desde 1988 después de los fracasos de 2017 y 2018.

Con dos bases robadas, una barrida perfecta en el plato para anotar la primera de las cuatro carreras de la quinta y un jonrón en solitario, Betts fue la estrella del partido 1.

Pero este equipo de los Dodgers no tiene escasez de peloteros estelares.

Cuadrangular de dos carreras de Bellinger, el “MVP” de la Liga Nacional 2019, los empujó. “Belli” (a quien apenas dos días antes se le había salido el hombro mientras celebraba su jonrón ante los Bravos en el séptimo choque) y seis sólidas entradas de Kershaw (una carrera, dos hits, una base por bolas, ocho ponches) también ayudaron.

El jonrón de dos carreras de Bellinger ante el derrotado Tyler Glasnow rompió un empate a cero en el cuarto. Y después de que Kevin Kiermaier metió a los Rays en el tablero con s bambinazo solitario en el quinto, Betts guió el ataque de cuatro carreras en el cierre, cuando los angelinos dañaron el pitcheo de Glasnow y el relevista Ryan Yarbrough, no con grandes explosiones sino con paciencia en el plato y un brillante corrido de bases.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *