Wilson y Ozuna ponen a los Dodgers contra la pared

octubre 16, 2020

Nota y foto de MLB.com

Para valorar completamente la apertura estelar que el derecho de los Bravos Bryse Wilson hizo en el cuarto choque de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, debe recordarse que Wilson no hubiera hecho ninguna apertura en las Grandes Ligas este año, si Cole Hamels no se hubiera lesionado en la última semana de la temporada regular.

Wilson pasó la mayor parte de esta temporada en el sitio de entrenamiento alternativo del equipo. Pero su nombre será recordado durante mucho tiempo por aquellos que lo vieron ayudar a los Bravos a acercarse a la Serie Mundial con una victoria de 10-2 sobre los Dodgers, el jueves por la noche en el Globe Life Field.

Marcell Ozuna conectó un par de jonrones y agregó un doble productor que hizo explotar a Clayton Kershaw durante la decisiva sexta entrada de seis carreras, pero el héroe de la noche fue Wilson, quien hizo apenas su octava apertura en las Grandes Ligas y ayudó a los Bravos a tomar ventaja de 3-1 en esta serie al mejor de siete.

Cuando Wilson fue asignado para hacer esta apertura, se pensó que los Bravos estarían felices si aguantaba algunas entradas, pero lo que hizo fue mejor: sólo permitió un hit y una carrera en seis entradas (dio una base y ponchó a cinco). El único daño que sufrió fue por jonrón de Edwin Ríos en la tercera entrada.

Este fue el impresionante debut de Wilson en postemporada. El joven de Durham, Carolina del Norte, de 22 años, hizo apenas el 22 de septiembre su primera apertura del año, cuando un problema en el hombro impidió que Hamels hiciera la apertura que tenía programada. El joven derecho lanzó tres entradas durante el final de la temporada regular del 27 de septiembre y luego se mantuvo fresco lanzando en un par de juegos simulados durante las últimas semanas.

Ahora Wilson se ha sumado a la maravilla que los Bravos han creado con una rotación que no parecía apta para hacer un fuerte impulso en la postemporada. Las siete aperturas en su carrera que hizo al ingresar a los playoffs en realidad superaron al total de Ian Anderson (6). Kyle Wright había sumado 12 aperturas antes de este mes y Max Fried era el más experimentado con 50 aperturas. Apenas 75 en total.

 

Ninguno de estos cuatro muchachos había comenzado previamente en la postemporada.

Según la Elias Sports Bureau, las 75 aperturas combinadas en temporada regular de estos cuatro abridores representan la menor cantidad de aperturas combinadas para un equipo en una serie de postemporada. El récord anterior fue de 147 de los Mets en 2015.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *