Tres jonrones apoyan el hermético pitcheo bravo

octubre 13, 2020

Con información de  Mark Bowman, de MLB.com

Austin Riley se aseguró de que la buena apertura de Max Fried no fuera en vano, cuando conectó un jonrón en la novena entrada que le dio a los Bravos una victoria por 5-1 sobre los Dodgers, en el pimer choque de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, este lunes por la noche en el Globe Life Field de Arlington.

El cuadrangular de Riley contra Blake Treinen viajó 448 pies y les dio a los Bravos una ventaja que Ozzie Albies extendió poco después con un jonrón de dos carreras ante Jake McGee. Atlanta, que ha ganado cada uno de sus primeros seis partidos en esta postemporada, tiene una ventaja en la final de la Liga Nacional por primera vez desde 1999.

El público, con restricciones y muchos cuidados, regresó a las gradas: la entrada oficial fue de 10,700 aficionados.

Bambinazo de Kike Hernández en la quinta entrada representó la única carrera que Fried aceptó. En seis entradas espació cuatro hits, con par de pasaportes y nueve ponches mientras registraba nueve ponches en seis entradas.

Freddie Freeman les dio a los Bravos ventaja tempranera con homerun solitario a los asientos del jardín derecho con un out en el primer episodio. Su cañonazo contra una recta de 97.3 mph de Walker Buehler extendió su éxito contra la alta velocidad este año. Freeman bateó .462 y slugging de .846 contra lanzamientos de 97 mph o más esta campaña.

Después de que Travis d’Arnaud y Albies le conectaron a Buehler sencillos consecutivos al comenzar la sexta, el novato de los Dodgers, Brusdar Graterol, usó su recta de 100 mph para retirar a Dansby Swanson, Cristian Pache y Nick Markakis para colgar el cero. Pache entró cuando Adam Duvall se torció el oblicuo izquierdo en el segundo.

Wil Smith fue el ganador en una entrada de trabajo, con un ponche. Perdió Treinen, quien admitió tres incogibles y tres carreras en un tercio de entrada.

El mexicano Víctor González entró a sacar el último out del octavo y lo hizo con un ponche al único bateador que enfrentó. González ingresó con las bases llenas (Pablo Sandoval en primera, Dansby Swanson en segunda y Marcel Ozuna en la antesala, y ponchó al emergente Charlie Culberson con cuatro lanzamientos.

De nuevo, el pitcheo de Atlanta dominó la escena, pues los poderosos angelinos apenas batearon cuatro imparables.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *