Los Dodgers, otra vez en la final de la Nacional

octubre 9, 2020

Por Ken Gurnick, de MLB.com

La semana pasada, barrieron a los Cerveceros. Esta semana, barrieron a los Padres. Ese mejor récord en el béisbol esta temporada no fue casualidad, ya que los Dodgers continúan con lo que parece una carrera a ganar la Serie Mundial.

Dieron otro paso hacia ese objetivo el jueves por la noche al vencer a los Padres, que no tenían suficiente personal, 12-3, y se llevaron la Serie Divisional de la Liga Nacional en el Globe Life Field en Arlington.

Su cuarta Serie de Campeonato de la Liga Nacional en los últimos cinco años comienza el lunes contra Atlanta. Será su decimocuarta final de la Liga, la máxima cifra, empatados con los Cardenales de San Luis.

Los Dodgers recordaron a los Padres en las tres victorias que pueden ganar con grandes batazos o con béisbol pequeño.

Los Dodgers batearon 14 hits, cinco de Will Smith, sin batear jonrón, en un estadio amigable para los lanzadores.

Los angelinos defienden correctamente y en momentos cruciales, de manera deslumbrante. Corren las bases sin miedo, buscando forzar errores de fildeo. Son inteligentes, versátiles y excepcionalmente profundos; son equilibrados con juventud y experiencia. El cuerpo de lanzadores está equipado con brazos de poder aparentemente interminables, una ventaja inconmensurable cuando juegan una serie sin días libres. Y cuando ganan por nueve carreras, la angustia del bulpén se pospone para otro día.

Casi todo lo que hicieron los Dodgers funcionó de manera eficiente.

En el montículo, el mexicano Julio Urías volvió a ganar en relevo, como hizo en el primer desafío de la Serie de Wild Card. Esa vez, siguió a Walker Buehler con tres entradas en blanco. Esta vez, lanzó cinco entradas, retirando a los primeros 10 bateadores; permitió un hit y una carrera, con seis ponches.

No hubo nada de las malas palabras ni los besos que se lanzaron en el partido del miércoles por la noche. De hecho, todo el drama se desvaneció en la tercera entrada, que duró 25 minutos, cuando los Dodgers hicieron cinco carreras.

En esa entrada hubo un error del torpedero Tatis, quien buscó hacer una espectacular jugada, un sencillo productor que le dio a Justin Turner el récord de franquicia de hits de postemporada (64), y un sencillo de dos carreras del bateador designado Joc Pederson.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *