El secreto tras el cambio de velocidad de “El Jefe” Valdez

septiembre 21, 2020

Redacción arrobadeportes.com

Antes de que César Valdez viajara por todo el mundo y se abriera camino en el bulpén de los Orioles, era un tranquilo joven de 21 años en Yakima, Washington, lanzando profesionalmente en Estados Unidos por primera vez.

Fue allí, cuando era un joven diestro de la filial de novatos de los Diamondbacks de Arizona, donde cobró vida el lanzamiento que el mánager de los Orioles, Brandon Hyde, ha llamado “el pez muerto”.

Apodado “El Jefe” por sus compañeros relevistas de los Orioles, el jugador de 35 años compila efectividad de 1.35 en sus ocho salidas con Baltimore. Este éxito le llega después de fracasar en su debut en las Mayores, lanzar en “país tras país”, y regresar a las Grandes Ligas y volver a fracasar.

Valdez firmó con Arizona en su natal República Dominicana a los 20 años. Pasó una temporada con el equipo de la Liga de Verano Dominicana de los Diamondbacks antes de unirse a los Yakima Bears de temporada corta para la campaña de 2006. La filosofía de la organización en ese momento era que cada lanzador debía aprender a lanzar un cambio. La responsabilidad de enseñarles recayó en el coach de pitcheo de Yakima, Erick Sabel.

Hasta el día de hoy, Valdez le da crédito a Sabel por los orígenes de su cambio. Sabel no sabía que sus enseñanzas seguían usándose.

“Ni siquiera sabía que (Valdez) estuviera lanzando aún”, dijo Sabel al Baltimore Sun esta semana.”Simplemente le perdí la pista”.

No se puede culpar a Sabel por eso. Desde su única temporada juntos, Valdez ha lanzado para equipos en seis países.

El tiempo de Valdez en los Estados Unidos comenzó en Yakima, a donde llegó “armado y listo con un sinker bastante desagradable”, dijo Sabel. El movimiento natural de la mano y la muñeca llevó a Sabel a creer que su cambio podría ser especialmente efectivo. Y tuvo razón.

“Siempre tuvo esa virtud”, dijo Sabel. “Parecía una bola que se rompía porque caía”.

Una década y media después, eso sigue siendo cierto. De los serpentineros que han lanzado al menos 100 cambios esta temporada, Valdez es uno de los dos cuyos cambios tienen mayor caída, según Statcast. A pesar de lanzar su cambio de velocidad el 74.15 por ciento de las veces, Valdez ha limitado a sus oponentes a porcentaje de .152. Un tercio de sus lanzamientos (ya hizo 178) los han abanicado.

Valdez varía su punto de lanzamiento y su velocidad. Su cambio más lento ha sido de 74 mph y el más rápido de 81 mph. Engaña a los bateadores, pese a que pueden adivinar lo que les lanzará.

Así fue desde aquellos primeros días en Yakima. Sabel recordó cómo los bateadores jóvenes de la Northwest League eran capaces de batear rectas, pero se veían desconcertados por el cambio de Valdez.

Casi 15 años después, en solo su tercera temporada lanzando en las Mayores desde su debut en 2010, Valdez finalmente está encontrando el mismo éxito a este nivel.

“No sé cuántos cambios tiene, pero cinco de ellos hacen cinco cosas diferentes”, dijo el coach de pitcheo de los Orioles, Doug Brocail. “Creo que los muchachos lo admiran porque es una historia asombrosa. Es impresionante.

“Es increíble que este tipo esté aquí y le hemos dado una oportunidad para volver a las Grandes Ligas”.

Con información de , de “The Baltimore Sun”

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *