Henry Martín, medallista en el atletismo yucateco

septiembre 14, 2020

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

No es Usain Bolt, pero es veloz y sabe correr.

Cuando hay un pase a las espaldas de los defensas, apueste a que Henry Martín Mex lo va a ganar. Su “pique”, su “aprint”, es de lo mejor que hay en el fútbol mexicano.

La velocidad es una de las cualidades en el delantero del América, que demostró en su infancia y adolescencia en Mérida, cuando ganó varias medallas en la pista del Estadio Salvador Alvarado.

Sin zapatos, Henry Martín Mex (derecha) aparece en el podio, luego de recibir su medalla de plata en los Juegos Escolares. Atrás aplaude el Profr. José Isidro Rosado Segovia

“Lo recuerdo bien cuando corría y estaba en la secundaria. Era muy bueno en 100 y 200 metros planos”, dijo la profesora Míriam Canul Cob, presidenta de la Asociación Yucateca de Atletismo.

Recientemente, entrevistado por TUDN, el goleador del América recordó que, cuando estaba en la secundaria (la estudió en la Federal No. 6), una maestra le vio cualidades para el atletismo, lo empezó a llevar a competencias y ganó medallas, mientras que con el fútbol le daba coraje perder y más cuando no era su culpa.

Aunque estaba consciente que los éxitos en las pistas dependían de uno, contrario al fútbol en el que influyen los esfuerzos de todo un equipo, finalmente se decantó por el balompié, en el que tiene una brillante carrera en el plano profesional.

“Eran duelos individuales (en el atletismo) y dependía de mí; en el fútbol dependes de tus compañeros. Perdía finales y me dolía. Pero si perdía era por mi culpa y si ganaba era por mí, entonces por eso era que me inclinaba un poquito más por el atletismo, aunque finalmente me decidí por el fútbol”.

En la entrevista, Henry recordó a la maestra que lo entrenaba.

“Me hizo hacer todas las competencias. Empezó a ver que era bastante bueno y ganaba muchas medallas”, dijo.

LO “DESCUBREN” EN LA PRIMARIA

Henry fue detectado por la LEF Grissel Ordaz Tamayo cuando fue a la escuela primaria “Manuel Sarrado” a hacer unas baterías de capacidades físicas en los niños.

“Fui a 10 escuelas del centro y detecté a varios niños; Henry, quien estaba en sexto año, tenía cualidades para el atletismo. Su maestra era Rosario Parra”, dijo la LEF Ordaz Tamayo.

Henry Martín (izquierda), durante el estiramiento ordenado por la entrenadora, LEF Grissell Ordaz Tamayo, en el Salvador Alvarado. En ese entonces (2003) tenía 11 años de edad

Tras esa evaluación, invitó al pequeño Martín Mex a entrenar bajo su dirección en el Salvador Alvarado y cuando estuvo listo lo inscribió para competir en los Juegos Escolares en “pruebas combinadas” (hay competencias de velocidad, salto, lanzamientos y semifondo).

“Durante el tiempo que lo entrené mostró disciplina y dedicación”, dijo la entrenadora yucateca.

Grissell recordó que, tras competir en las “pruebas combinadas” (que sirven para detectar las cualidades de los niños y asignarlos a sus especialidades), Henry Josué pasó a competir en pruebas de velocidad y en salto de longitud.

¿Qué cualidades para el atletismo tenía Henry?

“Velocidad, fuerza y buena condición física; le daba trabajo la flexibilidad”, comentó la ex directora de Alto Rendimiento del IDEY.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *