A 16 años del último título de los Piratas de Campeche

agosto 3, 2020

Por CARLOS MARTÍN CARVAJAL MEDINA

En el quinto encuentro de la serie final de la Liga Mexicana de Béisbol de 2004, que se inició el martes 3 de agosto y finalizó en la madrugada del miércoles 4, los Piratas de Campeche vencieron a los Saraperos de Saltillo, 4-3, y conquistaron el banderín del circuito.

Fue un partido pasado por agua. De hecho se suspendió en la primera entrada y luego se reanudó bajo una pertinaz llovizna.

En la octava entrada, Oscar Ramírez quebró el empate a tres con doble para remolcar la carrera de la victoria.

El triunfo se lo embolsó Danny “Bo” Magee (7-0) en ocho entradas, con salvamento de Isidro “Chilo” Márquez, quien despachó la novena. Hipólito Pichardo fue el derrotado.

El jugador más valioso fue Márquez, quien logró un triunfo y tres salvamentos en la serie final.

TEMPORADA ATÍPICA

La Temporada 2004 de la Liga Mexicana tuvo una variante en relación con los años anteriores; sólo se jugaron 100 partidos de la temporada regular, no hubo series interzonas y calificaron seis de los ocho equipos que conformaban cada una de las zonas, Norte y Sur.

La temporada llevó el nombre de Beto Avila, debido a que ese año se cumplieron 50 años de que Avila había logrado el título de bateo de la Liga Americana con los Indios de Cleveland.

Francisco Campos, de los Piratas, consiguió la triple corona de pitcheo, con 1.47 en efectividad, 99 ponches y 12 triunfos.

Los Piratas finalizaron la primera vuelta en el cuarto lugar de la Zona Sur con marca de 25-25, a cinco juegos y medio de los líderes Diablos Rojos del México.

Para la segunda vuelta los peninsulares sufrieron momentos amargos y dulces. Tuvieron una racha negativa de cinco derrotas, tres de ellas en Puebla ante los Tigres y dos en Campeche frente a los Guerreros de Oaxaca.

Después de esos malos momentos y cuando faltaba un mes para que finalizara la temporada, el equipo se creció y logró una racha de 11 victorias y terminaron la segunda mitad de la campaña como líderes del Sur con récord de 30-17.

LA POSTEMPORADA

Danny “Bo” Magee, de 7-0 en potemporada

Los Piratas andaban embalados y cuando un equipo llega embalado a la postemporada, hay que tener cuidado.

El primer choque en Campeche, los Piratas fueron apaleados 10-0 por los Olmecas de Tabasco y luego vinieron cuatro triunfos seguidos de los filibusteros y eliminaron a los chocos en cinco desafíos. La decisión de la serie fue en Villahermosa.

Fue un primer play off en el que Emil Brown estuvo por la calle de la amargura: solo bateó .167 con una sola producida. El que se destapó fue Héctor Páez con .538 de porcentaje y Emmanuel Valdez con .444.

El mejor abridor fue Javier de la Hoya. En siete entradas su efectividad fue de 0.00. Narcisco Elvira tuvo dos aperturas y promedió 5.59 en efectividad, en nueve entradas y dos tercios.

SEGUNDO PLAY OFF

Los Piratas ganaron 4-1 la serie y también el quinto encuentro fue en calidad de visitantes cuando eliminaron en Puebla a los Tigres de la Angelópolis.

El estadounidense Emil Brown se levantó del mal arranque que tuvo en el primer play off y acabó con los Tigres al conectar cuatro cuadrangulares y remolcar nueve carreras.

El que también estuvo productivo fue el “Peque” Valdez, quien empujó a la goma siete anotaciones. En porcentaje de bateo el mejor en esta serie fue Sergio Guerrero al irse de 19-9, para .474.

En el pitcheo, Danny “Bo” Magee obtuvo un par de triunfos y Francisco Campos impuso en Cmpeche, el nueve de julio, un récord en los play offs al ponchar a 17.

TERCER PLAY OFF

La serie final de la Zona Sur se inició en el Foro Sol y el gobernador Jorge Carlos Hurtado Valdez puso a la disposición de los aficionados cinco autobuses, en los que viajaron seguidores del equipo y los integrantes de las dos porras, la de “Chito pan” y la de “Poleo”.

El primer cotejo lo ganaron los filibusteros 7-3; el domingo 18 de julio los escarlatas emparejan la serie al ganar 6-3, en partido en el que el guardabosque izquierdo Rubén Rivera le quitó un jonrón a Ray Martínez en la segunda entrada. Por esa estupenda jugada, el panameño fue bautizado como el “Spiderman”.

La serie regresó a Campeche y los Diablos Rojos ganan dos de tres encuentros y con volvieron a la capital, con los Diablos en ventaja 3-2.

Danny Magee siguió intratable y consiguió su quinta victoria de la postemporada, para igualar la serie.

Para el séptimo encuentro, Javier de la Hoya lanzó seis buenas entradas y dejó el partido con los bucaneros en ventaja de 10-2. Las tres últimas entradas las trabajó Francisco Campos, quien permitió un par de registros, pero finalmente los Piratas se proclamaron monarcas del Sur con un triunfo de 10-4.

Como dato curioso, en los tres play offs, los Piratas avanzaron en calidad de visitantes.

LA SERIE FINAL

Con un pitcheo muy cansado, para el primer juego en Saltillo, el mánager de los Piratas, Francisco “Paquín” Estrada, mandó a la loma a Juan Jesús “Potam” Álvarez y los Saraperos ganaron su único encuentro de la final al vencer por paliza de 15-4 a los peninsulares.

Después vinieron cuatro triunfos seguidos de los Piratas, que en la madrugada del miércoles 4 de agosto de 2004 lograron su segundo título en la LMB al derrotar a los Saraperos de Saltillo 4-3.

El encuentro comenzó el martes tres de agosto después de las ocho de la noche, debido a la lluvia. De hecho, en el mismo primer inning se detuvo un rato el encuentro y finalmente se decidió continuarlo con una llovizna que cayó durante todo el partido, jugado ante un lleno total.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *