Cuando el América ayudó a Yucatán a ser campeón

julio 3, 2020

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Dos grandes estrellas del Club América, incluidas en la lista de las 100 figuras del equipo capitalino de la Primera División en la historia, fueron claves en 1966 para guiar a Yucatán a conquistar la corona del primer torneo de la Liga del Sureste de fútbol. Se trata de José “Pepín” González y Eduardo González Pálmer, mejor conocido como “Lalo” Pálmer.

Don Carlos Iturralde Rivero, quien llevó las riendas del equipo, los invitó para integrarse a una selección yucateca formada por jugadores estelares del CUM, la Modelo, la Universidad, el Tecnológico y la Colonia Yucatán, equipos del fútbol estatal de primera fuerza.

Además de “Pepín” y “Lalo” Pálmer, reforzaron al conjunto yucateco el argentino Mario Pavez, también estrella del América, Octavio Malvido y Ricardo Iturralde.

Los refuerzos viajaban a los encuentros gracias al apoyo que dio al equipo la línea aérea yucateca Aeromaya, propiedad de Fernando Barbachano Gómez-Rul. Los jugadores viajaban de la capital a Mérida en el vuelo de la mañana y, después de jugar, retornaban a la Ciudad de México en el vuelo nocturno.

En el torneo intervinieron escuadras de Campeche, Ciudad del Carmen, Chetumal y el once yucateco.

FIGURAS DE PRIMER NIVEL

“Pepín” González fue en su época una de las grandes estrellas del fútbol mexicano. Su vocación fue el fútbol. Cuando era un jovencito, su padre lo corrió de la casa porque no toleró que sólo quisiera jugar al balompié. Dejó la comodidad del hogar y se sumó al América, según cuentan las viejas crónicas.

Entrenó dos meses con las reservas como centro delantero y como hacía muchos goles, fue llamado rápidamente al primer equipo. Cuando faltaban cinco encuentros para terminar la temporada, su técnico Octavio Vial lo llama y le avisa que va a debutar ante las Chivas Rayadas de Guadalajara, el 16 de noviembre de 1952.

“Pepín” se estrenó y lo hizo de maravilla, pues anotó uno de los tantos con los que el América venció al Rebaño, 3-2. El joven se ganó los titulares de los periódicos y fue reconocido como el mejor jugador del partido. “Pepín” fue el primer jugador del América en anotar en su debut en Primera División. Luego lo imitaron Carlos Hermosillo, Ricardo Peláez, Edson Astivia, Juan Carlos Mosqueda y José Ángel López, el más reciente en lograrlo, en agosto de 2019. Por cierto, el veracruzano López lo hizo a la primera pelota que tocó en la máxima categoría.

Con la camiseta azulcrema anotó decenas de goles y ayudó al club a ganar cuatro veces el Torneo de Copa y el Trofeo Presidencial López Mateos.

“LALO” PALMER, HISTÓRICO CREMA

“Lalo” Palmer llegó al América siendo un jovencito. Y como “Pepín”, acaparó la atención por sus habilidades como delantero cuando jugaba con uno de los equipos juveniles de las reservas. Mire nada más por qué: en 13 encuentros anotó 73 goles.

Debutó en julio de 1952 y consiguió su primer tanto un mes después frente al Puebla, en la derrota de los Cremas, 4-1.

Fue el inicio de una gran carrera con el equipo de Televia. Encabezó

la ofensiva del club en siete de las once campañas que jugó (cantidad solo igualada por Cuauhtémoc Blanco y Salvador Cabañas) y consiguió en total 102 pepinos (90 en la Liga).

En la campaña 1958-59 conquistó el título de goleo individual al anotar 25 de los 52 tantos del equipo.

Dejó al América al final de la campaña 1961-62.

¿Quieren más americanistas? Ahí les va: el argentino Mario Pavez, conocido en su tiempo como “El malabarista del balón”. Mario, quien jugaba en el medio campo, arribó al América en 1957 procedente del Chacarita Juniors de su país.

Pavez, un verdadero crack, era experto en realizar túneles y otros malabares con el esférico. Verlo jugar era un deleite.

El equipo campeón

Aquí una imagen del equipo Yucatán, campeón del primer torneo de la Liga del Sureste, en 1966, tomada del libro “Fútbol en Yucatán”, escrito por Carlos Iturralde Rivero. De izquierda a derecha, de pie, Manuel “Caballo” Ibarra, Héctor Casellas Fitzmaurice, Eduardo “Lalo” Pálmer, Ramiro “Pino” Alpizar, Jorge “Pulpo” Méndez, Octavio Malvido y el director técnico, Carlos Iturralde. Abajo, en el mismo orden, Elías García Madáhuar, Juan Ortega, Ricardo Iturralde, Vicente “Pirata” Bojórquez, José “Pepe” Ongay Lara, Miguel Casellas Fitzmaurice y Luis Bernés Vinadé

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *