AL BAT: de Chichareros a Yaquis de Ciudad Obregón

mayo 23, 2020

Por Jesús Alberto Rubio

Lo prometido es deuda y más que rápido el amigo colega Julio Maquinay Díaz nos ha hecho llegar su investigación sobre los motes que el Club de Beisbol Yaquis de Ciudad Obregón ha tenido en su rico historial.

Se agradece y vamos a la voz de ya:

“Las raíces del béisbol en Ciudad Obregón se remontan al año 1945 a través de la Liga de Sonora”.

En ese tiempo, el equipo de béisbol era conocido como los “Chichareros” y su estadio era llamado “Club Campestre”, el cual tenía una capacidad máxima para 500 personas solamente.

Como está escrito el mote con una “r”, solamente encuentro un significado separando la palabra. Lo que más me concuerda es “ChiCha”, nombre que se le da a la bebida hecha de maíz.

Se llama Chicha a la bebida alcohólica elaborada en forma artesanal a partir de la fermentación del maíz y otros cereales, a los cuales se les agrega agua o miel.

Por otro lado, también existe la palabra “chicharrero” y se define como paraje muy caluroso.

Y es que la palabra “chichareros” no existe. Por tal razón, pienso que en aquel entonces estaba muy relacionado a la agricultura.

“Arroceros”

Otro nombre del equipo fue Arroceros.

Cabe hacer mención que por muy poco tiempo llevaron estos motes o nombres.

Allá por el año de 1881 fue cuando comenzó en Sonora el crecimiento de vías de comunicación ferroviaria, con el tramo Guaymas-Hermosillo, y su conclusión hasta Nogales en 1882, por la compañía de ferrocarril Atchinson Topeka y Santa Fe, y en 1909 el tramo Empalme-Mazatlán-Tepic-Guadalajara.

En ese periodo aumentó la productividad en el traslado de minerales y mercancía comercial, teniéndose un 60% de la superficie de riego que en el valle era cultivada con arroz, fuente de riqueza que atrajo a inversionistas nacionales y extranjeros.

“Patos Arroceros”

También se les llegó a nombrar como “Patos arroceros”.

Los viejos aficionados aún recuerdan cuando los Mayos de Navojoa jugaban contra Obregón, siendo una fiesta imperdible en las gradas de sol y participar en las porras cantando aquella melodía que decía “Quiero comer pato, quiero comer pato (en referencia a los “Patos arroceros”, como también se le conocía a los Yaquis, y el nombre en la canción cambiaba de según era el pítcher).

“Rojos” y “Trigueros”

Otros dos motes también –poco conocido y por poco tiempo— fueron el de Rojos de Ciudad Obregón, así como   de “Trigueros”.

En el caso del primero, cuenta la anécdota, que en aquel entonces el dueño del equipo, Manuel Alberto Yépiz, siendo seguidor de Diablos Rojos del México, puso com Rojos el nombre al equipo.

Ya en la temporada 1948 cambian de nombre a “Trigueros” y no cabe por hacer mención más que a las situaciones de la agricultura auge de esa región.

Yaquis

Ya en la temporada 1952-53 oficializaron su actual nombre: Yaquis de Cd. Obregón, el que se mantiene actualmente.

Evoca su linaje donde son relevantes los colores del equipo azul y blanco y asemejan a la bandera del Pueblo Yaqui.

El Azul representa el manto azul del cielo cubriendo su fortaleza, y el blanco   la pureza de la sangre yaqui”.

Excelente, Julio.

Juan Carlos González con la Peña

Magnífica fue la grabación del programa de la Peña Beisbolera de Hermosillo a transmitirse este sábado por Naranjeros Radio (en FB) con la presencia de nuestro invitado de honor, Juan Carlos González Íñigo, todo virtual (plataforma homeparty), amigo y colega director de la revista CUARTO BAT de Guadalajara, Jalisco.

Juan Carlos, miembro de la Peña Beisbolera de Jalisco, planteó temas relevantes como la actual dinámica económica del béisbol de las Grandes Ligas en general y los acuerdos y perspectivas entre dueños, jugadores y autoridades en USA.

Otros fueron, expectativas de la temporada 2020 de la LMB de acuerdo a lo que señala Horacio de la Vega, presidente del circuito de verano, y lla próxima Serie del Caribe en Mazatlán, ¿qué dice la afición y cuál es la sensación que hoy se vive en esa entidad en relación con el beisbol, y cómo va la venta de abonados de la franquicia Charros de Jalisco?

Entre otros aspectos, también se habló sobre los mejores jugadores actuales por posición en la LMP, además de tener la participación de Patty War con su cápsula beisbolera.

Por supuesto, la invitación está abierta para que mañana sabadito a partir de las 12:00 horas entre al Facebook y escuche la grabación a través de Naranjeros Radio con la también intervención de Juan Antonio Jasso, Julio Maquinay, Tony Aguilar, Oscar Burruel, Paco Salazar y quien escribe.

Rodrigo Rodríguez Gámez

“No cabe duda. Roberto Ramos se ha convertido en un gran bateador. Lo más importante de lo que hemos visto en la temporada con los LG Twins en el béisbol coreano, desde mi punto de vista es que está conectando muy bien los pitcheos rompientes”.

De acuerdo.

Por cierto, Roberto es ya el mejor cuarto bat del circuito coreano con porcentaje de .404.

Ramos comparte la cima de los jonrones (6) con Han Dong-min del SK Wyverns. El sonorense encabeza el slugging (872) y el OPS (1372). Sus 8 boletos recibidos le propician un OBP de 500. Ha traído para el plato a 11 compañeros y ha pisado el home en igual número de oportunidades. (Nota completa en mi twitter beisrubio o bien, aquí: https://swingcompleto.com/bates-latinos-encendidos-en-corea-kbo-2020/

El líder es el cubano José Miguel Fernández, quien promedia .458, seguido bien de cerca del norteamericano Preston Tucker (.449).

SOS DE “CHINOCORREBOLAS”

Volví a platicar vía telefónica con el ex ampáyer profesional José Luis Valenzuela (Chinocorrebolas), quien sigue en recuperación de su delicado estado de salud en su natal Guaymas.

El amigo José Luis necesita de la ayuda de ustedes, como anteriormente le dije y una forma muy práctica es hacerle un envío económico a través de alguna tienda Oxxo a nombre de José Lorenso Gaona Escamilla. (Lorenso con s).

Le pedirán su credencial de elector, además del teléfono del “Chinocorrebolas”: 622 1227497. Le entregarán un número de transferencia y con él puede usted avisarle vía telefónica.

Cualquier cantidad le es suficiente.

Gracias.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *