MLB.com pone a «Bolón» como el futuro cerrador de los Cachorros

abril 15, 2020

Redacción arrobadeportes.com

Horas después que las Grandes Ligas colocaron en un análisis al yucateco Manuel Rodríguez Caamal como el cerrador a futuro de los Cachorros de Chicago, Logan Whaley, en su colaboración para el portal www.cubbiescript.com, analizó la versión.

Primero recuerda la importancia que han tenido los cerradores para los Cachorros, desde la campaña de 2016 con Aroldis Chapman, seguido por Wade Davis (2017) y Brandon Morrow (2018); recuerda lo inestable que estuvo Craig Kimbrel el año pasado y señala que, pese a todo, hoy por hoy, es el cerrador oficial de los Cachorros.

¿Y después de Kimbrel, quién?

Señala en la nota que un área en el que Chicago parece tener jugadores importantes es el mercado internacional. Ahí es donde Whaley habla del yucateco Rodríguez Caamal, firmado cuando tenía 17 años y jugaba con los Leones de Yucatán.

Hace un repaso en lo que hizo “Bolón” en 2016 con los melenudos cuando tenía 18 años, campaña en la que mostró buenos argumentos, que hicieron que los Cachorros lo retiraran de la Liga Mexicana.

El primer contacto de Rodríguez con el béisbol estadounidense –recuerda- llegó en 2017 en la Clase-A con el South Bend; Chicago lo envió luego a Eugene, ambos de Clase A, donde mejoró al compilar una efectividad de 3.52 en 23 entradas, así como a un aumento significativo en su tasa de ponches, pasando de 14.7 por ciento a un alto 34 por ciento.

Tras lanzar en 15 encuentros en la Liga Mexicana del Pacífico en 2017-18, Rodríguez, Chicago lo mandó e nuevo a South Bend y el año pasado lo promovieron a Myrtle Beach, en Clase A Avanzada, donde el yucateco mostró un gran nivel, con una tasa de ponches del 33 por ciento en 47 entradas y terminó con una efectividad de 3.45.

Una de sus estadísticas más impresionantes fue su increíblemente bajo 2.04 FIP, que Rodríguez redujo a la mitad en su tiempo en South Bend, así como su xFIP (FIP constante), que, nuevamente, se redujo casi a la mitad a 2.39, por debajo de 4.24. Fue un paso significativo para Rodríguez.

El Fielding Independent Pitching (FIP) es similar a la efectividad, pero se saca considerando las variables en las que un lanzador tiene el mayor control: ponches, bases –no intencionales- pelotazos y jonrones. Está muy relacionado con la sabermetría.

En el análisis, MLB.com lanzó sus proyecciones para la futura camada de cerradores en la División Central de la Liga Nacional, y Rodríguez era el hombre para los «Cubs». Muchos bateadores de los Cachorros que se enfrentaron al yucateco en la práctica de bateo durante los entrenamientos de primavera de este año quedaron perplejos por su repertorio, el movimiento de sus lanzamientos y su recta de 99 millas, se pudo leer en la historia.

Whaley señala:

Es interesante ver a Rodríguez como la opción segura para cerrar futuros encuentros de los Cachorros. Desafortunadamente, sufrió un desgarro de bíceps de grado 2, pero la pausa debido al COVID-19 podría jugar a su favor para lograr una real rehabilitación cuando se inicie la campaña.

Rodríguez todavía tiene 23 años, por lo que tiene mucho tiempo para desarrollarse. Si la organización puede mantenerlo en buen camino, no hay razón para pensar que no puede ser el hombre que el equipo necesita. Sólo el tiempo dirá.

MANUEL RODRIGUEZ CAAMAL

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *