Hace 30 años, gran triunfo del fisiculturismo yucateco

abril 4, 2020

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Hablar hoy de la conquista de un campeonato nacional, no tiene gran relevancia. Eli Fernández, una de dos yucatecos con carnet pro, y Karla Morán han obtenido triunfos resonantes en escenarios internacionales, lo mismo que Edwin Rosas Negrón, el otro yucateco con carnet pro, y Franz López Mena, campeón de Norteamérica, los cuatro en eventos avalados por la IFBB. Pero hace 30 años, ser campeón nacional en un deporte tan adelantado en otras entidades, dominado por los grandes atletas de la capital, eran palabras mayores.

El 8 de septiembre de 1990 en el Teatro Ferrocarrilero de la Ciudad de México, el deporte del músculo en Yucatán brilló de manera especial al conquistar el campeonato nacional por equipos en el máximo escenario de ese deporte en el país.

Con el tema “We are the champions” y la pasarela cubierta de humo vaporizado o niebla artificial, se anunció: “El campeón nacional por equipos es Yucatán”.

Y no hubo duda. Lo ratificó la ovación que le tributaron a la cuarteta de atletas los cientos de espectadores.

Iván Villamil Rodríguez, Adán Euán Pisté, Nancy Mena de López y Marfita Acevedo Ríos cautivaron a un teatro totalmente lleno con una rutina bien realizada y espectacular, perfectamente sincronizada con los compases del tema “Another day in Paradise”, que un año antes había lanzado Phil Collins.

Inicialmente, Guillermo Bauzá Preciat estaba en el cuarteto, pero declinó intervenir. Su lugar fue ocupado por el hunucmense Adán Euán.

Parte de la delegación yucateca que asistió al Nacional en 1990: atrás, de izquierda a derecha, Guillermo Bauzá Preciat, Fernando Canto Pérez, Raúl Cimé Espadas e Iván Villamil Rodríguez; adelante, en el mismo orden, Adán Euán Pisté, Nancy Mena Alcocer de López y Marfita Acevedo Ríos

“Fueron semanas de intenso entrenamiento. Por las mañanas practicábamos la rutina los cuatro en el Gimnasio California y luego entrenábamos en nuestros gimnasios”, recuerda Nancy Mena, que estaba en sus inicios en el fisicoconstructivismo, deporte en el que logró un hito, al conquistar ocho años consecutivos la corona estatal.

Nancy recuerda que los consejos de una vedette capitalina que iba a entrenar al California influyeron en la soltura y gracia de Marfita y ella, y en la transición estética de las poses.

En el concurso intervinieron equipos de todos los Estados del país. Incluso, recuerda Nancy, el equipo del Distrito Federal, que utilizó la misma canción de Phil Collins, tenía en sus filas a los campeones nacionales César López y Lourdes Bermúdez.

AJUSTE DE ÚLTIMA HORA

Un ajuste realizado la noche previa al concurso en el vestíbulo del hotel en el que estaba la delegación yucateca fue determinante.

“La rutina duraba tres minutos, pero al llegar al prejuzgado nos dijeron que cada Estado tenía un minuto para presentarse, así que tuvimos que ajustarla; Iván Villamil marcaba los tiempos para hacer los cambios”, dijo Nancy.

La rutina había sido ovacionada en Mérida, semanas antes del Nacional, en la inauguración de la unidad deportiva de la colonia Mulsay, en un festival deportivo que presenció el presidente de México, Carlos Salinas de Gortari.

Ese año también asistieron al Nacional Fernando Canto Pérez, Guillermo Bauzá Preciat, Erick Moreno Guerra y Rafael Borrás, comandados por el presidente de la Asociación, Raúl Cimé Espadas.

Abajo, una secuencia de la rutina, con fotografías tomadas en un entrenamiento. A la izquierda aparecen Iván Villamil y Marfita Acevedo y a la derecha Adán Euán y Nancy Mena.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *