Aumenta el optimismo en los Olmecas

febrero 29, 2020

Por Erick Ruiz

Como se había previsto, los Olmecas de Tabasco realizaron su quinto día de entrenamientos en la ciudad de Villahermosa y no en la playa Miramar de Frontera, debido al frente frío que se mantiene en el estado. El optimismo aumenta en la directiva del club y en el mánager Pedro Meré, ante la buena disposición de los jugadores.

Luego de jugar en la Liga del Pacífico con los Sultanes de Monterrey, al campamento arribó el versátil elemento mochiteco José Guadalupe Luna, quien en el verano del 2019 vistió las franelas de los Piratas de Campeche (cuatro partidos), los Tecolotes de los Dos Laredos (25) y los Olmecas (25).

Con la novena tabasqueña, Luna registró .206 en porcentaje de bateo. De 27 años de edad, diestro para batear y lanzar, Luna tuvo su mejor desempeño en la LMB con los Generales de Durango en las dos temporadas de 2018. Su porcentaje fue de .302 con 50 carreras impulsadas y 17 cuadrangulares, 11 de ellos en el torneo de otoño.

De los llamados peloteros versátiles, el sinaloense comenzó su andar profesional en 2012 con Reynosa. En esa misma organización cubrió la intermedia, las paradas cortas, así como la tercera base y los jardines. Con los Bravos de León en 2017, durante dos episodios en un partido cubrió la receptoría y en otro más la primera colchoneta.

Además del acondicionamiento físico, los instructores de pitcheo continuaron su supervisión sobre los lanzadores. Por ejemplo, el experimentado Eleazar Mora le dio consejos sobre su mecánica al tabasqueño Refugio Marín, bajo la atenta mirada del presidente ejecutivo del club, Juan Carlos Manzur Pérez, quien, fiel a su costumbre, sigue de cerca la preparación de los jugadores, como se ve en la imagen de abajo.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *