El increíble (¿o absurdo?) récord de seis homeruns en un partido

febrero 12, 2020

En el béisbol colegial estadounidense (NCAA, el máximo nivel) hay varias marcas importantes, algunas de ellas históricas y otras absurdas.

Aunque los récords están para romperse, hay una de ellas que nunca se romperá: el establecido en 1999 por Marshall McDougall, de los Seminoles de FSU.

El segunda base jugó dos temporadas para los Seminoles de la Universidad Estatal de Florida (FSU) bajo el mando de Mike Martin, el timonel más ganador en la historia del béisbol de la NCAA. Con ese equipo, McDougall tuvo los siguientes estadísticas en 1999: .419 de porcentaje de bateo, 28 cuadrangulares y 106 carreras impulsadas, en un año de ensueño en el que ganó casi todos los títulos ofensivos de la división ACC.

Pese al poder de McDougall, FSU terminó en segundo lugar al sucumbir ante los Huracanes de Miami en la Serie Mundial Universitaria.

Esa temporada 1999 fue mágica para McDougall. Lo confirma la marca de seis cuadrangulares que pegó en un partido.

Sucedió el 9 de mayo de 1999, en la apabullante victoria de los Seminoles de Florida State University (FSU) sobre los Terrapins de Maryland, en el College Park, Maryland.

Después de conectar un sencillo en la primera entrada, McDougall bateó seis jonrones en sus siguientes seis turnos en ese partido, en el que bateó en total de 7-7, con seis jonrones, 16 carreras impulsadas y 25 bases totales, todos los cuales son récords para un encuentro de la NCAA.

McDougall rompió la marca de cuadrangulares para un desafío establecida por Henry Rochelle (Campbell), quien en 1985 bateó cinco en un choque contra Radford. Rochelle se fue de 8-8, con 10 carreras impulsadas y su equipo ganó 38-0.

LA ACTUACIÓN DE MCDOUGALL

Los turnos de McDougall en ese partido se desarrollaron así:

Primera entrada: sencillo al bosque izquierdo.

Segunda entrada: Homerun solitario entre los bosques central e izquierdo.

Cuarta entrada: Bambinazo al central, con dos compañeros en circulación.

Sexta entrada: Cuadrangular al izquierdo con un compañero en los senderos.

Séptima entrada: Cuádruple al central, con dos corredores en ls colchonetas.

Octava entrada: “Grand slam” al izquierdo.

Novena entrada: Homerun de tres carreras al central.

Cabe señalar que las dimensiones del estadio parecían muy pequeñas para un campo de béisbol universitario, lo que habría ayudado a McDougall a lograr la hazaña.

McDougall fue reclutado por los Atléticos de Oakland en la novena ronda del Draft de las Grandes Ligas de 2000. Jugó en las Ligas Menores para los A’s y los Indios de Cleveland antes de que los Rangers de Texas lo atraparan en el Draft de la Regla 5, en 2002.

La ex estrella de FSU hizo su debut en las Grandes Ligas con los Rangers el 7 de junio de 2005, pero fue liberado poco más de un año después.

Tras fallidas etapas en las Mayores con los Dodgers de Los Ángeles y los Padres de San Diego, jugó en la Liga de China y en la Liga Mexicana del Pacífico.

McDougall fue incluido en el Salón de la Fama de la FSU en 2011.

Con información de Patrick Pinak en fanbuzz.com

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *