Tres leones, entre los mejores lanzadores de la década

diciembre 12, 2019

Distingue la LMB a César Valdez, Yoanner Negrín y José Samayoa

Ciudad de México (lmb.com.mx) 11 de diciembre.- El recuento de los jugadores más transcendentales en la Liga Mexicana de Beisbol durante la década 2010-2019, llega ahora a los pitchers abridores. Ellos marcaron una época como ases en las rotaciones de sus equipos con campeonatos, marcas individuales y un total control sobre la “loma de las responsabilidades”.

Por sus destacados números y aporte a los resultados de sus equipos, ellos son los elegidos como lo mejor de esta Década de Emociones:

José Samayoa: El derecho, nativo de Hermosillo, Sonora, hizo su arribo a la Liga Mexicana para la temporada 2015 con los entonces Vaqueros Laguna, pero fue hasta el año siguiente con los Leones de Yucatán, equipo con el que milita hasta la actualidad, que mostró a plenitud la calidad de su brazo.

Invitado a tres Juegos de Estrellas de forma consecutiva (2017, 2018, 2019), Samayoa ha sido inamovible en la rotación abridora melenuda, donde también ha conquistado dos campeonatos de la Zona Sur (2018.1, 2019) y un título de Liga (2018.1).

En la presente década acumula 32 triunfos con un porcentaje de carreras limpias de 3.17, además de 286 ponches en 360.2 innings de labor.

José Oyervídez: Conocido por su efectivo repertorio de lanzamientos, el “Negro de McAllen” ha sido uno de los pitchers abridores más constantes dentro de la Zona Norte de la LMB, donde ha jugado para los clubes Laguna (2010-2011), Tecolotes de Nuevo Laredo/2 Laredos (2010, 2018-2019) y Acereros de Monclova (2012-2018).

Cuenta con cinco invitaciones al Juego de Estrellas (2010, 2011, 2013, 2015, 2017) y en 2018 fue elegido Retorno del Año, luego de superar exitosamente las lesiones que han aquejado su brazo de lanzar.

Sus números durante 2010-2019 son de 66 triunfos, 4.53 en Carreras Limpias Admitidas y 749 ponches en 875 entradas lanzadas.

Lorenzo Barceló: Oriundo de San Pedro de Macorís en República Dominicana, hace justicia a la reputación de esta tierra de grandes peloteros. Con currículum ligamayorista en la primera década del siglo, llegó a la LMB en 2010 para los Pericos de Puebla, donde permaneció hasta 2012. También jugó con Rojos del Águila de Veracruz (2012-2013) y Rieleros de Aguascalientes (2014-2016).

Fue con los extintos veracruzanos que consiguió el título de Liga en 2012, además de ser nombrado Jugador Más Valioso de esa Serie del Rey. Tuvo también cinco participaciones en el Juego de Estrellas (2010, 2011, 2013, 2014, 2015).

Sus números en esta década son de 60 victorias, 3.86 en Carreras Limpias Admitidas y 539 rivales fulminados vía strikeout en 865.1 entradas lanzadas.

Marco Tovar: Otro pitcher que ha hecho toda su carrera dentro de la Zona Norte de la LMB, inició la década con Broncos de Reynosa (2010-2013) para posteriormente formar parte de Sultanes de Monterrey (2014-2019).

Sus destacados números en 2011 le valieron ser elegido Pitcher del Año en esa campaña, además de haber estado presente en cinco ediciones del Juego de Estrellas (2010, 2011, 2013, 2014, 2018).

Parte importante de la rotación regiomontana en la actualidad, firma cifras de 69 triunfos, 4.24 en Carreras Limpias y 702 ponches en 998.1 entradas de labor.

Néstor Molina: El llamado “Superman sin capa” llegó a repartir fuego en los diamantes mexicanos para la campaña 2016 luego de amplia experiencia en sucursales de Grandes Ligas. Ha jugado para Guerreros de Oaxaca (2016), Olmecas de Tabasco (2016), Rojos del Águila de Veracruz (2017), Tecolotes de los Dos Laredos (2018), Sultanes de Monterrey (2018) y Rieleros de Aguascalientes (2018-2019).

Se mantuvo impenetrable durante la temporada 2017, en la que dejó marca de 12-3 con un bajísimo 1.89 como porcentaje de Carreras Limpias para obtener el título de Pitcher del Año. Además, fue partícipe de los Juegos de Estrellas de 2017 y 2018.

Sus cifras en la presente década son de 34 triunfos, 3.91 en Carreras Limpias Admitidas y 398 “chocolates” en 490.2 entradas lanzadas.

Héctor Velázquez: Su carrera como lanzador se inició junto con esta década, como un destacado prospecto de los Piratas de Campeche, con quienes jugó de 2010 a 2015. Al año siguiente consolidó su gran nivel con otra buena temporada como abridor de Acereros de Monclova; esto le valió ser firmado por los Medias Rojas de Boston, organización con la que permanece hasta la actualidad.

Sus grandes cualidades lucieron desde la primera temporada que pisó la loma, obteniendo la distinción de Novato del Año en la temporada 2010. Su mejor temporada en LMB la vivió en 2016 con Monclova, donde dejó marca de 5-1, con porcentaje de 2.47 y 120 “chocolates”.

Sus números totales en esta década son de 43 victorias, 3.76 en Carreras Limpias Admitidas y 528 ponches en 687.1 entradas de trabajo.

César Valdez: Poseedor de un brazo privilegiado que combina velocidad y efectivo repertorio de lanzamientos, el dominicano llegó en 2012 a la LMB para los Vaqueros Laguna, con quienes jugó hasta 2013. También ha visto participación con Rieleros de Aguascalientes (2013), Olmecas de Tabasco (2015, 2018) y Leones de Yucatán (2018-2019).

Ha participado en dos Juegos de Estrellas (2015, 2019), además de haber culminado una destacada temporada 2019 en la que coqueteó con la triple corona, al ser líder de triunfos (15), Carreras Limpias Admitidas (2.26) y quinto puesto en strikeouts (122), para ser nombrado Pitcher del Año.

Sus números individuales en la presente década son 46 victorias, 3.61 en Carreras Limpias y 487 ponches en 580.1 entradas lanzadas.

Yoanner Negrín: El “Asere” tuvo actividad por primera vez en LMB durante la campaña 2012 con Olmecas de Tabasco, así como una segunda etapa con los “chocos” en 2014, pero fue hasta su llegada a Leones de Yucatán en 2015 que se consolidó como uno de los lanzadores más dominantes de los últimos tiempos en nuestro país.

Ídolo de la afición melenuda e infaltable en la rotación yucateca, en 2016 fue elegido Pitcher del Año, además de ser invitado a los Juegos de Estrellas de 2017, 2018 y 2019. Parte importante de dos campeonatos de la Zona Sur (2018.1, 2019) y un título de Liga con Leones (2018.1).

En el periodo 2010-2019 acumula cifras de 61 triunfos, porcentaje de Carreras Limpias de 3.13 y 489 ponches en 690.2 innings lanzados.

Josh Lowey: Hablar del “Alcalde” Lowey es tal vez hablar del jugador extranjero más rentable de la última década en la LMB, tanto por sus números individuales, como por su aporte a los resultados colectivos de Acereros de Monclova, único equipo con el que ha militado desde su arribo en 2014.

Ídolo entre los fanáticos de la Furia Azul e indiscutible as de la rotación monclovense, ha ganado en dos ocasiones el título de Pitcher del Año (2015, 2018) y cuenta con tres participaciones en el Juego de Estrellas (2015, 2017, 2018). Aunque no pudo participar en la postemporada debido a una lesión, con marca de 8-0 en temporada regular fue elemento clave del primer título de Liga de Acereros, conseguido en 2019.

Sus números individuales son de 63 triunfos, 3.04 en Carreras Limpias Admitidas y 710 ponches en 693.1 entradas lanzadas.

Francisco Campos: Leyenda viviente de los diamantes mexicanos, el popular “Pancho Ponches” cuenta con una carrera que se expande a tres décadas y en 2019 brindó a los aficionados el ansiado triunfo 200 para cerrar con broche de oro su carrera como jugador profesional.

El más grande ídolo de Piratas de Campeche, club con el que jugó durante toda su carrera, salvo un breve periodo de 2006. En esta década ganó la nominación a Retorno del Año en 2016 y participó en los Juegos de Estrellas de 2010, 2011, 2017, 2018 y 2019, con un emotivo homenaje a su trayectoria en la última edición del clásico de media temporada.

En la década 2010-2019, sus cifras no desmerecieron ante los otros integrantes de esta lista, con 62 triunfos, 4.25 en porcentaje de Carreras Limpias Admitidas y 679 ponches en 960.2 entradas de labor.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *