¿Quién fue el Jugador Más Valioso de los Leones?

septiembre 20, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Con un héroe diferente todos los días, es complicado establecer con justicia quién fue el Jugador Más Valioso de los Leones de Yucatán en la Serie de Campeonato de la Zona Sur (SCZS), en la que los melenudos conquistaron su sexta corona sureña al barrer a los Diablos Rojos de México en cuatro desafíos.

Quizá se podría optar por la fórmula de los periodistas estadounidenses tras la coronación de los Dodgers de Los Ángeles de Fernando Valenzuela en la Serie Mundial de 1981, cuando vencieron los Yanquis de Nueva York. En esa ocasión, no hubo un MVP, ni dos, sino tres: Ron Cey, Pedro Guerrero y Steve Yeager.

En la serie ante los infernales, Jonathan Jones, señalado por los cronistas del altiplano como “el enemigo número uno de los Diablos” (algo así como fue Ray Torres en 1984), bateó para .438, con dos cuadrangulares y dos carreras producidas.

Analicemos lo que hizo Alex Liddi, héroe en el cuarto triunfo al remolcar todas las carreras de Yucatán. El italiano bateó en la serie para .389, con par de cuadrangulares y siete producidas.

Ahora va lo que hizo Luis Juárez. El “Pepón” le dio a la canica para .278, con tres bambinazos (uno más que Liddi) y siete remolcadas (igual que Liddi.

Considere a Wálter Ibarra (uno de los tres con porcentaje arriba de .300 (.308), pero no produjo carrera; también a Jorge Flores (.250), de gran actuación a la defensiva, con un homerun clave para ganar el tercer encuentro, y tres remolcadas. Ponga también en la lista de candidatos a Sebastián Valle, quien aunque bateó para .257, se fajó detrás del plato los cuatro partidos, con un cuádruple, tres producidas y un “bailecito”.

Yo le doy un voto a Yoanner Negrín, quien abrió el partido inaugural de la SCZS y lo ganó, asestándole un duro golpe al orgullo y la moral de los Diablos, con una salida estupenda en el “Harp”: siete entradas, tres hits, una carrera, una base y par de ponches, para 1.29 de PCLA. Fue un triunfo clave en patio ajeno y una puñalada que hirió de muerte a los Pingos.

César Valdez (5.40 PCLA), Dustin Crenshaw (3.18 PCLA) y José Samayoa (1.42 PCLA) obtuvieron los otros tres éxitos en la serie, con Samayoa más efectivo (una carrera, dos bases y ocho ponches en seis entradas y un tercio).

Pero si de pitcheo se trata, no hay que olvidar a Josh Lueke, quien apareció en los novenos innings de los cuatro choques, obtuvo dos salvamentos (4.50 PCLA) con cuatro ponches.

Bien vale mencionar en este examen al panameño Enrique Burgos, quien lanzó en tres partidos, sin admitir carrera en tres episodios y un tercio, con dos “holds”.

Difícil decidir.

¿Y qué le parece que la decisión se tome combinando las dos playoffs? Sería una buena herramienta para ver más claridad.

Lueke ya apareció en siete de los nueve encuentros que han sostenido los Leones (van 8-1 en la postemporada), con cuatro salvamentos; Burgos lanzó en seis de los nueve, con tres “holds”.

Valdez y Negrín van 2-0. El primero acumula 15 ponches y una efectividad de 4.26, con 10 engomados de Negrín y un microscópico 0.46 de efectividad.

Por los hombres de la ofensiva en ambos playoffs destacan de manera especial el “Pepón” Juárez con porcentaje de .316, con cuatro cuadrangulares y nueve producidas, con Liddi bateando para .359, con tres cuádruples y once remolcadas. Y el italiano jugando en gran forma la esquina caliente.

Ya lo sé. Para el MVP de la SCZS no debe contar lo que hicieron ante los Guerreros, pero nos permite ampliar un poco más el panorama.

Nadie me pidió mi voto, pero en esa serie de los héroes diferentes en cada partido, me inclinaría por Liddi, el “Pepón” y Negrín. Tres Jugadores Más Valiosos, como en la Serie Mundial de 1981 cuando los cronistas nombraron al “Pingüino” Cey, a Pedro Guerrero y a Steve Yeager.

Alex Liddi, Luis Juárez y Yoanner Negrín, tres piezas fundamentales para la llegada de Yucatán a la final

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *