LOS LEONES, CAMPEONES DE LA ZONA SUR

septiembre 19, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Los Leones conquistaron su sexto campeonato de la Zona Sur en su historia, al completarles este miércoles la barrida a los Diablos Rojos de México, con un triunfo de 4-1, ante un lleno total en el Parque Kukulcán Alamo.

Las banderas de Yucatán, México, Italia, Panamá y Estados Unidos ondearon en todo lo alto en el feudo melenudos, gracias a una excepcional apertura de José Samayoa, a una gran actuación de Alex Liddi, productor de las cuatro anotaciones, y a herméticos relevos de Enrique Burgos y Josh Lueke, quien se apuntó salvamento.

Ellos fueron la punta de la lanza hoy, pero es justo decir que todo el róster aportó, lo mismo que la oficina y el cuerpo técnico.

Los Leones del bisoño timonel Gerónimo Gil reeditaron aquella humillación de 1984, cuando en la serie semifinal del Sur los melenudos de Carlos Paz despacharon en cuatro desafíos a los Diablos de Benjamín “Cananea” Reyes. Hoy, Gil se graduó como mánager de Liga Mexicana.

Alex Liddi tuvo un espléndido arranque de partido.

El italiano Alex Liddi bateó de 4-3, con cuatro producidas, dos de ellas con un bambinazo

En la primera entrada, Patrick Johnson firmó boleto a Jonathan Jones y, con 0-2, Liddi enderezó un disparo del estadounidense y envió la canica al pasillo que está sobre el bulpén de los melenudos, en el bosque izquierdo, para el cuadrangular once de las fieras en la serie. Los hombres que estaban sentados en el calentadero se pusieron de pie y dieron saltos de alegría.

En la segunda, los Diablos aprovecharon dos pasaportes para anotar.

Samayoa firmó boletos consecutivos a Japhet Amador y al capitán Iván Terrazas, quienes avanzaron con sacrificio de Brandon Phillips por la antesala y el “Gigante de Mulegé” llegó a tierra prometida con sencillo de David Vidal, un bombeado al central que estuvo a punto de engarzar de aire Jonathan Jones.

Y con corredores en los extremos, Emmanuel Ávila bateó línea a la inicial, que atrapó Art Charles y pisó la inicial para una doble matanza.

En el cierre, Liddi volvió a dañar el pitcheo colorado para adelantar a los selváticos 4-1. Jorge Flores, en gran serie, conectó sencillo con un out; Wálter Ibarra lo imitó, pero fue puesto fuera en segunda instantes después tras rodado de botes altos de Jonathan Jones a la inicial. Y apareció Liddi con su barquillo mágico y detonó doblete al rincón de los músicos del lado derecho, para enviar a la registradora a ambos corredores.

Tras el biangular del italiano, Johnson fue removido del montículo. Entró Nathanael Santiago, quien paró a los Leones.

El derecho poblano realizó un brillante relevo de tres entradas y un tercio, manteniendo a raya a los Leones y el 4-1 en la pizarra, hasta que fue relevado en la sexta por el velocista dominicano Arquímides Caminero. Mire nada más la labor de “Naty”: tres rollos y un tercio, con un hit (luego de despachar a siete en fila) y siete ponches.

Samayoa, luego de seis entradas de manera sensacional (tres hits, dos bases y siete anestesias), sacó el primer out de la séptima y recibió imparable de Brandon Phillips. Gerónimo Gil llamó del bulpén a Andrés Ávila, quien terminó la entrada en su salida más corta del año: con un pitcheo dominó a Vidal en rola a segunda, donde Ibarra inició una doble matanza.

La octava la despachó el panameño Enrique Burgos en tres bateadores, con un ponche, éste a Carlos Figueroa abanicando a toda orquesta. Esta vez no hubo bailecito de Sebastián Valle, como en la víspera, también para el tercer out en la octava.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *