Golpe de los Leones a los Diablos

septiembre 15, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Los Leones ya hicieron la mitad del plan. Mañana domingo buscarán completarlo.

Con un gran trabajo de Yoanner Negrín, quien aisló tres incogibles, una jornada espléndida de Jonathan Jones con cuatro imparables, dos de ellos cuadrangulares solitarios, y otro partido inmaculado de la defensiva, los Leones de Yucatán vencieron 6-3 a los Diablos Rojos de México, en el primer encuentro de la Serie de Campeonato de la Zona Sur celebrado este sábado en el Estadio “Alfredo Harp Helú” de la Ciudad de México.

El segundo de la serie se realizará mañana domingo a partir de las 13 horas. Por los Leones abrirá el dominicano César Valdez. Su contrapelo será David Reyes.

Fue la primera derrota de los luciferes en el “Harp” en postemporada en su historia, luego que salieron airosos en los cuatro desafíos que sostuvieron con los Tigres de Quintana Roo en el primer playoff.

Matt Gage, quien parece ser el abridor oficial de los partidos inaugurales de los Pingos, fue el derrotado al tolerar tres anotaciones en seis entradas, pero ni él ni sus relevistas recibieron apoyo de su ofensiva.

Negrín (2-0) fue el culpable.

Los Diablos reaccionaron en el noveno, cuando el cubano ya estaba en la caseta con una bolsa de hielo en el codo. En el octavo, ante el panameño Enrique Burgos, amenazaron al colocar dos corredores en las colchonetas (Iván Terrazas con sencillo y Kevin Medrano con pasaporte), pero el canalero eliminó a David Vidal en globo al izquierdo.

Y en el noveno, ante Josh Lueke, hicieron sus dos últimas anotaciones cuando, con uno fuera, Juan Carlos Gamboa pegó sencillo; Brandon Phillips elevó al izquierdo para el segundo out; Emmanuel Ávila largó sencillo y ambos anotaron con doblete de Ricardo Valenzuela.

Lueke bajó el telón del partido con ponche a Jesús Fabela.

Jonathan Jones pasa por tercera luego de conectar el primero de sus dos cuadrangulares en el partido

Cuadrangular de Jonathan Jones, primer bateador del partido, conectó cuadrangular sobre la barda del izquierdo, para adelantar a Yucatán 1-0. Hubo tibias protestas de Matt Gage, pues consideró que, un pitcheo antes, con la cuenta 2-2, el principal Vicente Madero no le cantó un disparo con el que hubiera ponchado a Jones.

Una entrada después, los Leones aumentaron su ventaja a 2-0, ayudados por un error del experimentado camarero Brandon Phillips.

Gage firmó boleto a Xavier Scruggs, quien llegó a segunda con sencillo de Sebastián Valle. Leo Heras falló en intento de sacrificio al elevar al receptor y siguió Jorge Flores con rodado al campo corto, donde Juan Carlos Gamboa manejó el batazo e intentó iniciar una doble matanza, pero Phillips no pudo quedarse con la pelota, permitiendo a Scruggs llegar a la chocolatera. Valle llegó a la antesala y Flores se posesionó de la intermedia, pero Wálter Ibarra elevó al torpedero y, tras base por bolas a Jones para congestionar los senderos, Liddi levantó globo a segunda para el tercer out.

Fue hasta la tercera entrada cuando los Diablos pudieron dañar a Negrín, mediante doblete de Armando Araiza, rolata de “Chuyito” Fabela a tercera y elevado de sacrificio de Carlos Figueroa al bosque izquierdo.

El estelar cubano Yoanner Negrín, de los Leones, durante su labor de este sábado en el “Alfredo Harp Helú”

Empero, los Leones recuperaron el margen en la ventaja al timbrar una carrera en la quinta entrada, para el 3-1.

Jonathan Jones, considerado por un sector de la prensa capitalina como “el enemigo número uno de los Diablos”, inició la tanda con biangular y llegó a tierra prometida al aprovechar la parsimonia de Kevin Medrano, cuando Alex Liddi fueteó sencillo al bosque izquierdo.

Para la séptima ya no salió el abridor de los Pingos. Luego de cinco entradas, Matt Gage ya había realizado 100 disparos al plato, cantidad que aumentó a 114 tras la sexta.

Víctor Bojórquez, timonel de los Diablos Rojos, explica las reglas del terreno al timonel de los melenudos, Gerónimo Gil, y a los umpires, antes del encuentro

Y en la séptima, ante el relevo de Edwin Fierro, los Leones hicieron dos más para el 5-1 en el pizarrón. En esa entrada, los tres outs fueron mediante sendos ponches, recetados por tres lanzadores diferentes.

Y el enemigo de los Pingos inició la fiesta: Jones atizó sencillo, avanzó a segunda por wildpitch. Fierro ponchó a Liddi para el primer out, pero Luis “Pepón” Juárez lo castigó con cuadrangular al bosque derecho.

Fabián Cota relevó a Fierro y ponchó a su único enemigo, Art Charles. Subió a la loma Juan Robles, quien anestesió a Xavier Scruggs para el tercer out.

En la novena, con Jesús Fabián Anguamea en el montículo, los melenudos hicieron su sexta anotación por el segundo cuádruple de Jones en el partido, reafirmando lo que se dice de él: el enemigo público número uno de los Diablos. El obús de Jones se perdió entre las estepas central y derecha.

Gage lanzó seis capítulos, con tres carreras, cuatro imparables, cuatro bases e idéntico número de ponches.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *