Felices 38, “Leoncio”

septiembre 13, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

“Leoncio”, el día de su estreno, en el Salvador Alvarado. ¿Parecía un león?

¿Cómo te llamas?, le pregunté. Y rápido, bromista, respondió:

“Frank Arthur Abreu Pink”.

Era el joven detrás de un ridículo disfraz, que el 13 de septiembre de 1981 saltó a la cancha del Estadio “Salvador Alvarado”, de la que hoy sólo quedan recuerdos, con los Leones del IMSS, que bajo la batuta del mítico Carlos Iturralde debutarían poco después en Mérida en la Tercera División del fútbol profesional.

Locuaz, como su respuesta (“está acelerado”, decían), la mascota acompañó al equipo en la foto oficial y luego posó sobre la caseta de los Leones, en la icónica foto que aparece arriba, que al parecer es la primera en la que aparece solo, de nuestro querido personaje. No es tan famosa como aquella en la que los Beatles cruzan el “paso de cebra” de la calle Abbey Road de Londres, pero para mí es significativa.

Con el jugador de los Leones José Luis Muñoz, en el Parque del Seguro Social en 1984

Un disfraz de terlenka, que decían era de un león (por la careta parecía todo, menos un león), rentado para la ocasión, dio vida ese día a un personaje que perdura con el tiempo, con nuevo diseño de la botarga y de la cabeza.

En la crónica del partido para el Diario de Yucatán hice mención de la mascota. Y al día siguiente, en la columna “Minuto 90”, que creé para comentar semana a semana las incidencias del debut de Yucatán (Leones, Aguiluchos de Yucatán y Tiburones de Progreso) en el fútbol profesional, lo llamé “Leoncio”.

Y “Leoncio” se le quedó.

“Frank Arthur” me dice “padrino” y yo le digo “ahijado”, en una relación que me agrada porque, además de todas las virtudes que tiene (con sus defectos como todos), es un hombre de gran corazón, dispuesto, junto con “Leoncio”, a colaborar siempre con quien se lo pida.

Quizá, no quiero afirmarlo, “Leoncio” fue la primera mascota en el deporte profesional en México.

El tigre “Chacho”, quien se autonombra, la mejor mascota del béisbol mexicano, surgió en 1983 en la Liga Mexicana.

Rocco, la mascota de los Diablos Rojos, que también se autonombra como la mejor mascota de la pelota nacional, surgió en 2002, al reemplazar a un gorila que animaba los partidos de los Diablos en el Parque del Seguro Social, a donde fue “Leoncio” en 1984 acompañando a los Leones de Yucatán, que ese año conquistaron el segundo banderín de su historia en la LMB.

Es decir, cuando escriban sus biografías, “Chacho” y “Rocco” deben señalar que “nacieron” DL: después de “Leoncio”.

Hoy, al cumplirse 38 años de la aparición de “Leoncio”, campeón en la LMB con los Leones en 1984 y 2006, recordamos con afecto ese momento de nuestra amigo y ahijado de sobrenombre, Francisco Arturo Abreu Rosado.

Dos jóvenes de los años 80: Francisco Abreu Rosado, quien a vida a “Leoncio” y Juan José Pacho. A la derecha, la mascota de los Leones en una de sus rutinas

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *