Sosa da a los Leones un triunfo en 13 entradas: 2-0

agosto 14, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

En el “Día de los zurdos”, dos derechos brillaron en la loma del Parque Kukulcán, César Valdez y Scott Harkin, aunque ambos salieron sin decisión: ninguno admitió carrera, en el partido que, finalmente,  los Leones se agenciaron 2-0, en 13 entradas, este martes en el Parque Kukulcán Alamo, en el arranque de una serie decisiva para ambos equipos.

Cuadrangular de Humberto Sosa, con José Juan Aguilar en los senderos, puso punto final a un largo, dramático, emocionante partido.

Luego de 12 entradas y media con la pizarra saturada de ceros, los melenudos fueron a batear en su turno del episodio 13 ante el relevista José Manuel López, campeón con los Leones en la esplendorosa primavera de 2018. López sacó dos outs, pero dio boleto a Aguilar. Y Humberto Sosa, quien había entrado a batear de emergente en la entrada once, siguió con su noveno cuadrangular del año, para poner punto final al mejor partido del año en la cueva.

Fue el cuadrangular 109 de los Leones en la campaña, quedándose a 15 de la marca de 1986.

Las fieras se mantuvieron a juego y medio de los Tigres, líderes de la Zona Sur, que hoy martes derrotaron 16-7 a los Guerreros, en Oaxaca.

El choque que abrió la serie fue un auténtico banquete para los amantes del béisbol puro, y un partido decepcionante para los que gustan de los trancazos. Y todo por las magistrales salidas de los dos abridores, el estadounidense Scott Harkin, de los Pericos, y César Valdez, así como por los buenos oficios de los relevistas, en especial de los yucatecos.

Entre Valdez (siete rollos), Enrique Burgos (uno), Josh Lueke (dos), Manny Parra (uno) y Andrés Ávila (2) admitieron tres hits (todos por Valdez), dieron cuatro bases (tres por Parra, dos intencionales) y poncharon a 12. El bulpén, en seis episodios, no admitió hit y ponchó a seis. Aplausos.

El león César Valdez y Scott Harkin, en el raro partido con aroma de pitcheo, en el Kukulcán

Aunque luego de seis entradas la pizarra se mantenía en blanco, con tres hits por equipo, fueron los melenudos los que estuvieron más cerca de anotar, en la quinta entrada, cuando Nick Torres, con un gran salto y estirándose cuan largo es, engarzó un cañonazo de Sebastián Valle que buscaba aterrizar en el bulpén de los Leones. El llamado “American boy” salvó al “american pitcher” y propició el extenso encuentro.

Harkin es una agradable sorpresa para los verdes. Sólo tenía un breve paso en el béisbol organizado,hace seis años, cuando estuvo una campaña con un equipo de los Cerveceros de Milwaukee en la liga de novatos. Luego se la pasó en ligas independientes, en una liga de Canadá y en la liga de invierno de California, fuera del béisbol organizado.

Los Pericos lo “scoutearon” y lo trajeron para esta campaña. Hoy hizo su apertura 12 con los Pericos, brilló por su gran control, por un lentísimo cambio de velocidad y se habló de tú con Valdez, sin duda el mejor lanzador de la LMB en la campaña.

A parte de efectivo, Harkin fue espectacular, en especial en la segunda entrada cuando despachó a los Leones con tres ponches.

En el cuarto, Valdez también brilló. Con “Mailo” Salas en la intermedia y un out, el dominicano sirvió espesas raciones de chocolates a Nick Torres y José Heberto Félix. Sensacional.

Valdez lanzó siete entradas, con tres imparables, una base y seis ponches. Mejoró su efectividad a 2.29. La octava la despachó, con tres ponches, el panameño Enrique Burgos, quien fue relevado por Josh Lueke, quien colgó sendas argollas en la novena y décima entradas, con dos ponches. Para la undécima, Gerónimo Gil mandó a despachar los bultos postales al zurdo Manny Parra, quien colgó un cero del tamaño del Kukulcán.

Parra dio boleto a Brandon Macías, quien avanzó con sacrificio de Sergio García. Alberto Carreón recibió base intencional y Danny Ortiz siguió con una rola dura, pegada a la raya de cal por la inicial, que Xavier Scruggs engarzó lanzándose a su izquierda y luego pisó la inicial.

Con corredores en segunda y tercera, Miguel Guzmán recibió base intencional y la estrategia funcionó a Gil, pues Jesús Arredondo rolateó a segunda para forzar en la intermedia el tercer out.

Las entradas 12 y 13 las despachó de manera espectacular Andrés Avila, en seis bateadores y con 21 pitcheos, 17 de ellos strikes, para un gran trabajo, que finalmente mereció la victoria, la tercera para él en el año.

En la novena, una gran atrapada del torpedero Jorge Flores, quien luego completó una doble matanza, salvó a Lueke y los Leones, cuando Antonio Lamas bateó rodado que no pudo atrapar el antesalista Alex Liddi para un error. Lamas llegó a segunda, donde fue relevado por el corredor emergente Miguel Guzmán, quien se despegó tras la línea de Jesús Arredondo, que engarzó Flores, quien tiró al guante de Wálter Ibarra para espectacular doble matanza.

En la undécima, ante Joseph Camacho, los Leones pusieron dos corredores en circulación, con sencillo de Sebastián Valle y pasaporte a Wálter Ibarra. Camacho fue relevado por el zurdo Mike Antonini, ante quien José Juan Aguilar se sacrificó. Con corredores en segunda y tercera, el emergente Humberto Sosa recibió boleto intencional para llenar la caja, pero Antonini eliminó a Flores en faul a la inicial y ponchó a Alex Liddi para otra enorme argolla.

Harkin trabajó ocho rollos, con una actuación gemela: tres indiscutibles, un pasaporte y seis anestesias también.

Además del gran engarce de Nick Torres, que fue la clave en las nueve primeras entradas, hay que destacar dos buenas atrapadas de la defensiva de los Leones. La primera cortesía del patrullero derecho José Juan Aguilar a batazo de Alberto Carreón. Deslizándose, “J.J.” se quedó con la píldora.

Leo Heras, en la parcela izquierda, hizo fácil una atrapada que se antojaba complicada, cuando corriendo hacia atrás, midiendo la extensión del obús de Issmael Salas, se quedó con la pelota en el inicio de la franja de advertencia.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *