Homenajes a un guerrero del ring y a un forjador de boxeadores

agosto 10, 2019

Entrega la Comuna sendos reconocimientos al valiente Paulino Canché y al mentor Henry Vidal

Gratos recuerdos vinieron a la mente de muchos de los aficionados que asistieron, la noche de este viernes a la segunda fecha del Torneo Municipal “Mérida Me Mueve en el Boxeo en Barrios, Colonias y Comisarías”, realizado en la Colonia Chuburná de Hidalgo, con la entrega de reconocimientos a los “hijos pródigos” de ese lugar de la urbe, los ex campeones estatales Wílberth  y Paulino Canché, así como al mentor Henry Vidal Gijón, forjador de jóvenes pugilistas.

Paulino Canché (izquierda) recibió un reconocimiento de manos de Guty Espadas Cruz

“Es un privilegio tener a tanto baluarte del boxeo sobre este ring; ellos han dado su vida por el boxeo, es por eso que le otorgamos estos reconocimientos”, comentó Jesús Aguilar y Aguilar, Subdirector de Juventud y Deportes del Ayuntamiento de Mérida, quien acudió en representación del alcalde Renán Barrera Concha.

Además de los galardonados, se contó con la presencia de personalidades como Guty Espadas Cruz, Gilberto Keb Baas, Silverio Ortiz Ley, Adriano “Babe” Mendicuti, Rodolfo “El Tigre de Chapab” Alvarado y Zaid Yam, campeón del torneo amateur nacional “Guantes Dorados”.

Un total de 10 enfrentamientos y el show cómico de “Dzereco y Nohoch”, engalanaron la función, que fue presenciada por decenas de aficionados.

El C.P. Jesús Aguilar y Aguilar entregó un reconocimiento al mánager Henry Vidal Gijón

Sonó la campana y las emociones se hicieron presentes con la primera batalla protagonizada por el pupilo del ex del campeón mundial Gilberto Keb Baas, Saúl Oxté y Noé Espinoza (Kukulcán), en la división de los 48 kilogramos de la categoría infantil menor. Tras un primer round parejo, Espinoza aprovechó los desaciertos de su rival y con golpes certeros se llevó el triunfo por la vía de RSC (Réferi Suspende Combate) en el segundo asalto.
La afición se prendió con el choque entre Jorge Barahona (Salvador Alvarado) y Andrés Niño (Vayushi), en los 54 kilogramos de la infantil mayor, quienes se entregaron por completo sobre el ring, protagonizando una de las mejores peleas. Al final el triunfo se lo llevó Barahona por decisión unánime.
En la división de los 57 kilogramos infantil mayor, José Azueta (UDS) no se guardó nada y terminó venciendo por amplia superioridad a Justin Escobedo (Dragones Dzan) por RSC en el tercer asalto.
Julio Chan (Fénix Caucel) subió al ring con el objetivo de despachar lo más pronto posible a su enemigo, y lo cumplió. Cuando apenas arrancaba el segundo round, con un certero golpe de derecha al rostro de Saúl Tello (Jorge Maury) se agenció la victoria en los 60 kilogramos infantil mayor, por RSC.
Sin duda la pelea más pareja de la velada fue la del progreseño Randy Ruiz y Jonathan Rejón (Jorge Maury), tanto así, que los jueces fueron los que se encargaron en dar el triunfo a Ruiz, por decisión dividida en los 63 kilogramos infantil mayor.
El joven Jonathan González sacó la casta por el gimnasio “Dragones Dzan” al superar en la división de los 56 kilogramos de la categoría juvenil menor a Eduardo Argáez (Kukulcán), por la vía de RSC en el primer episodio.
Como una máquina de golpes bien afinada así se comportó Marcos Celaya (ADN Box), alumno de Guty Espadas Cruz, sobre el ring. Celaya literalmente masacró a Jaime Abraham (Salvador Alvarado), al provocarle una hemorragia en la nariz en el segundo asalto, lo que terminó por darle la victoria en los 60 kilogramos de juvenil menor, luego de que el cuerpo médico paró el combate.
La octava pelea fue muy peculiar ya que dos boxeadores del Interior del Estado subieron a intercambiar golpes y lo hicieron de buena manera. Mauricio Dzul (Progreso) y Carlos Mex (Umán) fueron los protagonistas de la contienda juvenil elite de 64 kilogramos, y al final, el progreseño salió con el puño en alto, tras decisión dividida.
En el penúltimo enfrentamiento, disputado en los 69 kilogramos juvenil élite, Daniel López, de Kanasín, obtuvo la victoria por decisión unánime ante Luis Murillo (Jorge Maury).
Yoel Acosta cerró la velada con triunfo por RSC en el segundo capítulo sobre Joshua Pech, del gimnasio “Vayushi” de Silverio Ortiz Ley.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *