Cuando fui futbolista “profesional”

julio 31, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Futbolista “profesional”. Así, entre comillas. No lo fui en realidad como mis colegas Vicente Santos Pérez (Radio Fórmula) y Humberto Blanco Arenas (Por Esto), ni como el añorado Carlos Iturralde Rivero, Ariel Cruz Carrillo y José Casellas Peón, que después de dejar el fútbol profesional se dedicaron al periodismo. Pero alguna vez recibí una paga por jugar y en otra jugué en una liga profesional.

Y la paga no la acepté y por jugar en la Liga del Sureste tenía que pagar, así que eso de profesional está bien entre comillas.

Vayamos en orden.

En 1976 solicité el ingreso de mi equipo que intervenía en el Campeonato Estatal de Fútbol de Primera Fuerza (no existía la Liga Estatal ni la Liga Premier), los Burros Dorados de la SET (Sociedad Estudiantil Tecnológica) a la Liga del Sureste, que presidía el ingeniero campechano Ernesto Aquino Juárez.

Fuimos aceptados y participamos junto con dos equipos de Ciudad del Carmen, dos de la ciudad de Campeche y el ITA de Mérida.

Digo que fue un circuito profesional porque, por ejemplo, el Atlético Carmen, de un empresario camaronero de apellido Escalona, tenía jugadores veracruzanos a los que les pagaba por jugar con la oncena carmelita.

Nuestro debut fue precisamente ante ese equipo carmelita. Don Alberto Ruz Valencia, de la Relojería Palacio, nos pagó un anuncio del encuentro, que se realizó en el Estadio Salvador Alvarado, sólo que llovió ante del encuentros y solo fueron 14 o 15 espectadores, con lo que apenas pudimos pagarle a doña Conchita Comas, quien vendió los boletos.

Los encuentros en gira los hacíamos en un autobús del Tecnológico, con lo que nos apoyó nuestra escuela, pues pagaba el sueldo del conductor y la gasolina.

Todos teníamos que poner algo de nuestra bolsa.

Carlos Tun Tamayo, de los mejores porteros yucatecos de la historia. Fue figura con la OLa Azul de la García Ginerés y con la Selección Yucatán

Cuando íbamos a jugar a Ciudad del Carmen (los partidos en el Estadio Resurgimiento eran los domingos al medio día) viajábamos el sábado por la noche y llevábamos nuestros emparedados para desayunar. Los comíamos sentados en un parque de la “Isla de Tris” o en el autobús horas antes del partido.

Fue una buena experiencia, aunque costosa, sobre todo cuando decidimos no cobrar las entradas, pese que había que pagar los arbitrajes y los arreglos de las canchas cuando jugábamos como locales.

Mi segunda experiencia “profesional” fue 1976, “contratado”, junto con Carlos Tun Tamayo (el mejor portero yucateco de ese entonces con la García Ginerés en primera fuerza, y de los mejores el fútbol amateur local de todos los tiempos) para reforzar a Dzemul en un partido decisivo de los Juegos Campesinos contra Cansahcab.

En ese entonces yo estudiaba el penúltimo semestre de la carrera de ingeniería industrial en el Tecnologico, al igual que Víctor Cuevas Sosa, dzemuleño de pura cepa y organizador del equipo de su pueblo. En ese entonces, la que quizá es la dzemuleña más famosa, la ex gobrnadora del Estado Ivonne Ortega Pacheco, tenía apenas cuatro años de edad.

Poco pudimos hacer Carlos Tun, a quien apodaban “El Pajarito”, al parecer por el portero del América Prudencio “Pajarito” Cortés, y yo. Cansahcab nos ganó 4-3 y nos eliminó.

Víctor, hoy ingeniero y uno de los altos directivos del CRODE Mérida, nos invitó después del encuentro a suculento almuerzo en su casa. Y cuando nos despedíamos para ir a abordar el autobús a Mérida, nos entregó sendos sobres con una ayuda económica, que Tun Tamayo y yo rechazamos.

Así que mi primera paga como jugador de fútbol se esfumó.

Un comentario

  • GILBERT ANGULO BAEZA mayo 19, 2020en8:35 pm

    HOLA LOPITOS, TU SERVIDOR TAMBIEN PARTICIPO EN LA LIGA DEL SURESTE CON EL EQUIPO BECERROS DEL ITA, EL DIRECTOR DE ESE ENTONCES RAFAEL MENA ABUD Y EL SUBDIRECTOR LIC. CARLOS ARANA PALMA ERAN LOS QUE COSTEABAN LOS VIAJES, EL DIRECTOR DABA EL CAMION DE LA ESCUELA Y LA GASOLINA Y EL LIC. PAGABA LOS ARBITRAJES, NOSOTROS LLEVABAMOS NUESTROS SANWICHES PARA LA COMIDA.
    TIEMPOS INOLVIDALES, A NOSOTROS TAMPOCO NOS PAGABAN, BUENO, AL MENOS A MI NO.
    FUIMOS TRES VECES CAMPEONES DE ESA LIGA. UN SALUDO HERMANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *