No todo ha sido béisbol y los Leones

junio 25, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Sergio Pacheco Escobedo, estelar segunda base de los Pescadores de Dzilam de Bravo, me dijo hace algunos meses, antes de un partido de la Liga “Naxón Zapata” en el Volante: “Usted debería escribir un libro de béisbol”.

Algo parecido me escribió el otro día el LEF Jorge Calderón Rodríguez.

“Yeyo”, a quien conocí cuando tenía diez años (Sergio, no yo, aclaro, para no caer en anfibología), como varias personas, me vinculan con el rey de los deportes por la gran cantidad de trabajos periodísticos que hago sobre ese deporte y por mi cercanía con varios personajes del pasatiempo y los Leones de Yucatán, a los que les he dado puntual seguimiento desde 1978 (¡Recórcholis!, ya son 41 años), cuando el C.P. Plinio Escalante Bolio anunció el retorno de las fieras a la Liga Mexicana en el Restaurante El Carrillón, que en aquel entonces era de lo mejor.

Incluso, el LEF Calderón habló de eso, de lo que he realizado lejos de la palestra periodística y lejos del béisbol. Seguro recordó que fui entrenador de su hermana Coralia cuando integré el primer equipo de fútbol femenil en el Tecnológico de Mérida y cuando fui el director técnico de la selección Yucatán femenil, la primera de la historia.

En efecto, Jorge, mi vida en el mundo del deporte es algo más que periodismo y béisbol.

Hay una serie de actividades en otros deportes y en otros ámbitos, como el boxeo y el atletismo, que en otra ocasión les contaré.

Sin embargo, a continuación me permitiré hacer un recuento, a vuelo de pájaro, sobre algunas facetas que he desempeñado en el fútbol, sin incluir mi debut en el balompié organizado como jugador, que, como alguna vez escribí, cumplió 50 años en octubre de 2017.

Ojalá pueda ser de su interés:

Wílbert Osorno Lizarraga (izquierda) y Arturo Yamasaki influyeron en mi faceta de árbitro de fútbol

“FUNDADOR” DE LA CHAMPAGNAT

En 1970, a poco de ingresar a estudiar al Instituto Tecnológico de Mérida, colaboré como árbitro en el primer torneo de lo que hoy es la liga de fútbol “Marcelino Champagnat”, invitado por el entrañable amigo Wílbert Osorno Lizarraga, quien fundó ese circuito junto con el Ing. José Díaz Sosa y el C.P. Abel Braga Marfil. Wílbert, ya fallecido, me consideraba fundador de esa liga; al menos, me lo decía cada vez que nos encontrábamos y tocábamos aquella época.

Lo que ganaba era para pagar mis camiones para ir a clases al Tecnológico.

CURSO CON YAMASAKI

¿Quiere un buen árbitro de fútbol?

¡Llámeme! O mándeme un inbox a mi perfil de Facebook.

En 1974 tomé un curso de tres días en la Sala Pino Suárez del Tecnológico de esta ciudad que impartió el silbante peruano-japonés-mexicano Arturo Yamasaki, quien dirigió partidos en tres Mundiales: Chile-62, Inglaterra-66 y México-70. En Chile expulsó al mítico Garrincha y en México dirigió el “Partido del Siglo”, que la Alemania de Franz Beckenbauer se agenció (4-3) ante la Italia de Luigi Riva y Giacinto Facchetti en el Estadio Azteca.

Además de la “Marcelino Champagnat”, dirigí partidos con la ocarina (me encantaba poner esa expresión en mis crónicas cuando me refería al silbato) en el fútbol estatal de todas las categorías (aclaro que sólo un choque en primera fuerza), en el torneo de la Col. Miraflores y en la Liga Tecnológica.- Continuará

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *