Solo vetan al campo de Celestún: ningún jugador sancionado

junio 17, 2019

La presidencia de la Liga Intermunicipal de Béisbol Yucateca (LIBY) vetó dos años al campo de Celestún, luego de la riña colectiva de ayer entre la novena local, los Pulperos de Celestún, y los Pescadores de Dzilam de Bravo.

Es el segundo incidente en dos semanas en el circuito, luego de la agresión a un umpire en Maní, tras una derrota de Comercial Pérez local ante Tizimín.

En la octava entrada, con los Pescadores a punto de eliminar a los Pulperos, pues ganaban 9-0, un pelotazo sin intención de Said Gutiérrez Jr. a un jugador pulpero propició que se vaciaran las bancas. Y cuando parecía que todo iba a quedar en dimes y diretes nada más, un jugador celestunense con el número 6 en la espalda agredió d un puñetazo a un rival y se inició una pelea colectiva, en la que también intervino un sector del público.

Hoy, la LIBY, por medio de su presidente, Diego Díaz Marín, envió a los medios un comunicado en el que informa el veto al campo de Celestún, pero no sanciona a ninguno de los peloteros rijosos.

En el comunicado, la LIBY condena la violencia e, incluso, manifiesta sus deseos de afiliarse a la Asociación Yucateca de Béisbol, “para entre todos, erradir la violencia” y sancionar a las personas que atenten contra el béisbol yucateco.

El comunicado es el siguiente:

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *