VÍDEOS: Batallas campales y agresiones en el deporte yucateco

junio 17, 2019

El deporte yucateco vivió un domingo violento al suscitarse dos batallas campales en partidos de circuitos de buen nivel, ambos semiprofesionales, como son la Liga Intermunicipal de Béisbol Yucteca (LIBY) y la Liga Estatal de Fútbol de Primera Fuerza.

En ambos casos se dijo que los problemas se debieron a la falta de vigilancia policíaca.

La invasión de aficionados en Conkal

En Celestún, en el segundo partido del playoff de la LIBY, los jugadores de los Pescadores de Dzilam de Bravo fueron agredidos por peloteros y seguidores de los Pulperos de Celestún, luego que, según versiones, el lanzador de los dzilmenses, Said Gutiérrez Jr., propinó un pelotazo, que enardeció a los jugadores celestunenses y a la afición, que invadió el terreno de juego. Según circuló en las redes sociales, el ex receptor de los Leones, Said Gutiérrez, resultó lesionado en una pierna en la reyerta.


El presidente de la LIBY, Diego Díaz Marín, declinó informar al respecto pues, dijo, aún no recibía el reporte de los umpires. Acerca de la lesión de Gutiérrez, informó que “eso me comentó el alcalde”.

Cuando comenzó la gresca, los Pescadores estaban adelante en la pizarra 9-0.

Es la segunda situación similar que se vive en partidos de la LIBY, luego que la semana pasada, en Maní, el umpire Roberto Díaz fue agredido por el mánager de la novena local y, posteriormente, por un aficionado, quien le abrió la cabeza con un botellazo.

ARDE TROYA EN CONKAL

En el Estadio “Audomaro Aguilar” de Conkal, los aficionados invadieron la cancha para intervenir en una pelea entre los jugadores de los Cuervos de Conkal y los Zapateros de Ticul, luego del encuentro “de vuelta” de los cuartos de final del balompìé estatal de primera fuerza, que finalizó 3-3, con el avance de los emplumados a las semifinales con un global de 4-4, por mejor posición en la tabla.


Los Cuervos se adelantaron 2-0, pero los Zapateros le dieron la vuelta al marcador con tres goles de Gilberto Cura, pero Josué Zapata hizo el 3-3 en el segundo tiempo, para dar el pase a los conkaleños.

Tras el silbatazo final, comenzaron los empujones, que derivaron en golpes y en los que intervinieron varios aficionados, que invadieron la cancha. La policía fue superada en número y poco, o nada, pudo hace.

El presidente de la Liga, Profr. Andrés Ojeda, presenció el bochornoso espectáculo.

A continuación, el punto de vista de un aficionado, seguidor de los Zapateros:

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *