Luz y sombra de los Leones en la primera mitad

junio 14, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Luego de 58 partidos y un quinto lugar que sabe a poco, el balance final. Lo bueno y lo malo; la luz y la sombra; la cal y la arena. A continuación un balance de la actuación de los Leones de Yucatán, tras la primera mitad de la temporada 2019 de la Liga Mexicana de Béisbol:

El MVP: Sin duda ese es César Valdez: 9-0 en ganados y perdidos, 2.71 de PCL y 1.16 de WHIP, líder en los tres rubros en la Liga Mexicana. Es hoy el lanzador del año en la cueva y en toda la Liga Mexicana.

Retorno del año: Héctor Hernández. Recibió la oportunidad negada muchas noches y la provechó. Su racha de 23 partidos con al menos un hit lo dice todo, así como su actual porcentaje de bateo: .402.

El mejor momento I: La gira de cinco triunfos y un revés por Oaxaca (barrida a los Guerreros) y Puebla, del 14 al 19 de mayo.

El mejor momento II: También en gira, cuando los melenudos se llevaron la serie 2-1 en la mera casa de los Bravos. Tras perder en el primero 15-14 en una orgía de batazos, los Leones ganaron los dos siguientes compromisos, 15-2 y 17-10. Gran momento porque en esa serie de tres partidos los Leones anotaron 46 carreras. ¡Impresionante! Eran momentos en los que se pensaba que Yucatán terminaría arriba de los Bravos, lo que finalmente no sucedió.

El jugador menos afortunado: José Samayoa. Es tercero en efectividad (3.04), pero sólo obtuvo un triunfo a cambio de dos derrotas, en 53 entradas y un tercio de labor. ¿Hubo falta de apoyo de sus compañeros cada que subió a la loma? Sí. Mire nada más: Josh Lowey (Monclova) lanzó 53 episodios y terminó 8-0, antes de lesionarse. Ojo: Lowey fue apoyado por la mejor ofensiva de la primera mitad, la de los Acereros, que bateó para .325.

Las decepciones: Dos abridores en el arranque de la campaña, Aldo Montes (1-3 y 12.12 PCLA) y Luis Alonso Mendoza (0-5 y 6.64 PCLA), hoy ya no están en el club. Ocho derrotas que incidieron en el balance final. Si nos apuramos mucho, incluyamos en este apartado a Maikel Cleto: 0-1 y 9.22 en 16 relevos. ¿Quiere uno más? Va: Norman Elenes, quien salió de las fieras con marca de 0-3 y 6.94 de efectividad.

La clave en la primera mitad: Primero fue el relevo intermedio y, cuando se compuso, los relevistas de los finales de los partidos no estuvieron a la altura: sólo ocho salvamentos en ¡19 oportunidades! Valdez (9-0) y Yoanner Negrín (5-3) obtuvieron el 54 por ciento de los triunfos (26) del equipo.

Agradables actuaciones: Sin duda, Jorge Flores, en el campo corto, y Jonathan Jones, patrullando el bosque central. Con el bate, Jones ha destacado más: .349 de porcentaje, cinco triples, cinco cuadrangulares y 14 bases robadas. Su trabajo con el guante h sido pulcro: cero errores.

Si hablamos del guante hay que destacar la espectacular actuación de Flores, la alegría de jugar en persona. Un pingo en los senderos (a veces s excede), el torpedero, conocido como “Mascarita sagrada”, lleva nueve estafas y, lo que es clave para el equipo, 35 bases por bolas. Batea para .299, con cinco jonrones y 27 carreras producidas.

Buenas adiciones: David Cárdenas se los sacó de la chistera: atrapó a Alex Valdez y Yeison Asencio. Ambos dominicanos dieron estabilidad a un orden al bate en el que Luis Juárez estaba sin protección. Aplauda especialmente a Asencio: líder de cuadrangulares con 10, de carreras producidas con 39, de carreras anotadas con 42 y tercero en más hits (63), sólo superado por Jonathan Jones (66) y José Juan Aguilar (64).

Yeison Asencio y Alex Valdez llegaron a mejorar la ofensiva

El peor momento: Hubo varios en esta gris primera mitad, pero hubo uno que fue terrible: fue en casa, en el Kukulcán Alamo, donde los Acereros de Monclova maltrataron al pitcheo melenudo. En los dos primeros choques de la serie, Monclova bateó 21 hits y anotó 24 carreras. Para el olvido.

La mejor jugada: La triple matanza que los rugidores instrumentaron en el segundo de la serie en Cancún, el martes pasado: una triple matanza, l novena del año, con la que se rompió una marca. En el plano individual, hay que poner las joyitas de Jorge Flores en el campo corto.

La contratación menos afortunada: La del pobre Ismael Guillón. Un extranjero sin nivel.

El hijo pródigo: Alex Liddi. Se fue y regresó tras ser dejado en libertad por los Chinatrust Brothers de Taiwán, para beneplácito de los Leones y las leonas.

Los jugadores menos reconocidos: Rico Noel es un extraordinario pelotero, útil en cualquier equipo, pero llegó un tanto fuera de forma y fue sacrificado a la llegada de Liddi. Otro en este apartado es Garabez Rosa, beneficiado para hacer el equipo tras la partida de Liddi al final de la pretemporada.

Las estrellas de la primera mitad: Serán cinco los leones en el Juego de Estrellas: César Valdez, Negrín, Samayoa, Sebastián Valle y Héctor Hernández. Éxito a los cinco.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *