El león Valdez sigue invicto: 5-1 a Oaxaca

mayo 15, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

César Valdez es el mismo que el otoño pasado; Irwin Delgado, no.

Delgado, quien “domó” a los Leones de Yucatán en la postemporada 2018.2, fue el derrotado este martes en el Parque “Eduardo Vasconcelos” de Oaxaca, donde los melenudos iniciaron a tambor batiente su gira de esta semana al derrotar 5-1 a los Guerreros de casa.

Valdez, quien no ha perdido desde que llegó a los Leones para el segundo torneo de 2018, no sólo limitó a los Guerreros a una carrera, sino que recorrió siete episodios.

¡Uf! No hubo necesidad del relevo intermedio.

César Valdez sigue sin conocer la derrota con el uniforme de los melenudos

Valdez diseminó nueve hits, con dos pasaportes. Ronald Belisario lanzó la octava y Chad Gaudin la novena.

Noche feliz en la cueva, noche del quinto triunfo del dominicano (5-0), noche de la primera derrota de Delgado (4-1).

Los yucatecos fueron agresivos, pero, hay que admitirlo, recibieron ayuda el pitcheo rival, que forzó tres carreras “de caballito”.

LA VELOCIDAD DE HARRIS

Un robo del plato de Alonzo Harris en la primera entrada adelantó a los locales, pero los Leones reaccionaron en el tercero y le dieron la vuelta al pizarrón al anotar tres veces.

Jonathan Jones y Héctor Hernández ligaron sencillos para colocar corredores en los extremos; Alex Valdez se ponchó, pero el primero timbró la del empate por wildpitch de Irwin Delgado.

Los melenudos llenaron los senderos cuando Yeison Asencio se embasó por error del torpedero y transferencia a Sebastián Valle, y Hernández timbró la segunda “de caballito” con pasaporte a Humberto Sosa, y Asencio llegó con la tercera impulsado por hit de José Juan Aguilar.

Los Leones aumentaron su ventaja a 5-1 al fabricar dos en la cuarta, con una fórmula similar y ayudados por el descontrol del pitcheo oaxaqueño, que firmó cuatro boletos en esa entrada.

De nuevo Jones y Hernández abrieron la entrada con sencillos, pero el segundo fue enfriado en la intermedia en jugada de doble robo. Valdez se ponchó de nuevo para el segundo out, y las fieras llenaron la casa con bases por bolas consecutivas a Asencio y Leo Heras.

Sergio Omar Gastélum sacó a Delgado y metió a José Ramírez, pero el remedio salió peor que la enfermedad: Ramírez firmó pasaportes consecutivos a Valle y Sosa para forzar, “de caballito”, las dos carreras de la entrada.

Héctor Hernández, de los yucatecos, se fue de 5-3 con una carrera anotada, mejorando su porcentaje de bateo a .454 y llegó a 13 encuentros consecutivos dando al menos un imparable.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *