Los Leones obtienen su primera serie con una paliza

abril 26, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Con el cubano Yoanner Negrín con un pitcheo cerebral, mas no espectacular, aprovechando todas las ventajas que les dieron los Bravos, los Leones de Yucatán vencieron este jueves a la novena guanajuatense, 12-1, en el tercero de la serie, primera que se agencian los melenudos en la campaña, en el Parque Kukulcán de Mérida.

La sexta fue la buena para los melenudos, que buscan recuperar posiciones luego de un inicio gris. Este fin de semana buscarán mantener el paso cuando sean anfitriones de los Pericos de Puebla.

Los que deben preocuparse son los directivos de los Bravos-Sultanes, pues la novena de León tiene serios agujeros, en especial en el bulpén. Y así no van a ir a ningún lado.

Wálter Silva (0-1), con disparos bajitos y lanzamientos rompientes, tuvo una buena salida. Salvo el primer rollo, en el que toleró tres carreras, y el sexto, en el que fue relevado por el ex melenudo Fredy Quintero, cuando los Leones se soltaron la melena, tuvo el control del partido. De la segunda a la quinta, dejó a las fieras sin hit, con sólo un embasado, por transferencia.

Alex Valdez produjo tres carreras en el partido

En la sexta, con los Leones adelante 3-1 y un out, Alex Valdez le conectó el cuarto hit de Yucatán. Silva dio boleto a Yeison Asencio y las bases se congetionaron cuando Sebstián Valle se apuntó hit al cuadro por segunda. Fue un batazo al que fueron por él el camarero Brandon Macías y el torpedero Marco Tulio Jaime. Macías engarzó el rodado, pero la mano enguantada se estrelló con la rodilla derecha de Jaime. Todos quedaron a salvo, menos Macías, quien se lesionó uno de los dedos de la mano izquierda.

Y con las bases llenas, Luis Felipe Juárez, al primer disparo de Silva, atizó sencillo al central, productor de la cuarta anotación.

Silva fue relevado por Quintero, quien evitó un daño mayor.

PROMETEDOR INICIO MELENUDO

Luego que Yoanner Negrín (2-1) despachó en tres bateadores la primera tanda de los Bravos, dos de ellos mediante sendos ponches, los Leones hicieron tres carreras ante Silva.

Luego de un out, Jorge Flores atizó sencillo y llegó a la antesala cuando el inicialista Eduardo Arredondo tiró mal, tras un rodado de Valdez. Yeison Asencio se encargó de remolcar la carrera de la quiniela con doblete, la segunda llegó con elevado de sacrificio de Valle al derecho y Asencio, quien hizo pisa y corre de segunda a la antesala, anotó la tercera con hit del “Pepón” Juárez por la segunda colchoneta.

En la quinta los Bravos hicieron una ante Negrín, quien inició su trabajo con pasaporte a Carlos López, quien avanzó a la esquina de las angustias tras rolatas de Cedric Hunter y Carlos Rivero, y anotó con doblete de Félix Pie.

Los Leones agregaron una carrera, la quinta, en la séptima, ante el dolor de cabeza de Tony Aguilera: su relevo intermedio.

Ante Edgar Acosta, quien relevó a Quintero, Francisco Hernández, quien defendió la pradera central en lugar de Jon Jon, bateó su primer hit del año, un rolatazo difícil por la inicial, avanzó a tercera por infame revirada de Acosta a la inicial, y Leo Heras recibió boleto.

Normand Mendoza relevó a Acosta y antes de ponchar a Jorge Flores, Heras se estafó la segunda colchoneta. Siguió Valdez con una línea que buscaba picar en el zacate en el bosque derecho, pero Carlos López se zambulló y atrapó la pelota, suficiente para que Hernández, en pisa y corre, anote la quinta carrera de los yucatecos.

En la octava, Yucatán hizo siete carreras ante un desfile de relevistas, para tomar ventaja de 12-1. Y todo con dos outs. José Juan Aguilar largó sencillo, se estafó la intermedia, llegó a tercera cuando Francisco Hernández se ponchó y llegó a la inicial por wildpitch, y Leo Heras le dio la bienvenida al relevista Gonzalo Ochoa con doblete productor de la primera. Flores recibió boleto y Alex Valdez fueteó sencillo al derecho, productor de dos más. Siguió el suplicio del relevo zapatero, pues Yeison Asencio siguió con sencillo al derecho, remolcador de la cuarta de la entrada.

Sebastián Valle, con dos compañeros en circulación, siguió con triplete al bosque derecho, un obús que hizo estéril el esfuerzo de Carlos López. Valdez y Asencio llegaron trotando al pentágono. Tras el cañonazo de Valle, Ochoa fue relevado por Ferlon Gijsbertha, un moreno surgido de los Sultanes, que es más neoleonés que Pepe Maiz. El pítcher del nombre raro dio base al “Pepón” y luego Ibarra rolateó a segunda, pero el camarero pifió inocentemente, pecado que permitió a Valle timbrar la séptima de la entrada.

El ganador Negrín estuvo en el centro del cuadro cinco entradas y dos tercios, con seis incogibles, una carrera que fue limpia, tres pasaportes y cuatro anestesias.

Manuel Chávez sacó el tercer out del sexto, Gabriel Arias despachó sin problemas a los Bravos en la séptima; Mikel Cleto hizo lo mismo en la octava con dos ponches. Norman Elenes despachó la novena.

Silva, el derrotado, lanzó cinco entradas y un tercio, lapso en el que toleró seis imparables y cuatro carreras, una de ellas limpias, con dos bases y un ponche.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *