Mario Aranda y Randy Lara hacen ganar a los Toros en la LIBY

abril 17, 2019

Por CÁSTULO SANDOVAL

Con cinco carreras en la sexta entrada, cuatro de ellas remolcadas por el palillo mágico de Mario Aranda, quien detonó cuadrangular con las bases llenas, los Toros de Panabá vencieron en su corral a los Pulperos de Celestún, 9-1, en encuentro de la octava fecha de la Liga Intermunicipal de Béisbol Yucateca de primera fuerza.

Gran labor monticular del derecho burel Randy Lara durante cinco entradas y un tercio, en las que aceptó dos imparables y una carrera y recetó once ponches, y un buen relevo de Mario Braga, fueron claves en el triunfo.

Los pulperos enviaron a la loma al dominicano Juan Marte, quien cargó con la derrota en cinco entradas y dos tercios, en las que admitió seis carreras. Lo relevó Julio Cauich, quien también fue embestido por los bureles.

Los bovinos pusieron a funcionar la pizarra en el inning de las buenas tardes, cuando Rígel Pérez recibió base por bolas y timbró la de la quiniela con sencillo de Mario Aranda para el 1-0.

Mario Aranda fue el gran cañón de los Toros, ante Celestún: remolcó cinco carreras

En la segunda entrada Alexis Herrera sacó un “podridito” al jardín derecho, se estafó la segunda y vino Rigel Pérez con triple productor por la pradera derecha.

En la cuarta entrada los Pulperos descontaron en el pizarrón. Con un out, Miguel Cauich se embasó por mal tiro del torpedero, por regla de terreno avanzó a la segunda almohadilla, se estafó la tercera, vinieron bases intencionales a Rubén Paz e Iván Espínola, y Julio Cauich, en jugada de squeezeplay, empujó la carrera que puso la pizarra 2-1.

En la apertura de la sexta entrada, los hombres de mar llenaron la casa con un out. El mánager Tomás Durán vino con la grúa y bajó del cerrito a su abridor Lara y trajo a Mario Braga, quien con un solo lanzamiento dominó para un dobleplay y colgar el cero.

En el cierre se escribió la historia del desafío, cuando Aranda mostró su poder.

Con un out, Juan Marte regaló base por bolas a Alexis Herrera, luego sacó el segundo out, pero cedió tres transferencias consecutivas, que permitió a Alexis Herrera anotar “de caballito” la primera carrera de la entrada.

Marte fue enviado a las duchas y en su lugar entró Julio Cauich, a quien Aranda, con un “swing” poderoso, le conectó un “grand slam” por el bosque central, que aumentó la ventaja local a 7-1.

En la octava entrada los Toros metieron el juego en la nevera. Eric Aranda conecto hit de piernas, Hiram Martín se atragantó con hirviente chocolate, y siguió “el amigo del hit y de los panabeños”, Luis Mauricio Suárez, quien puso la pelota sobre la verja del jardín central para su quinto cuádruple de la campaña y cerrar la cuenta.

Así las cosas.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *