Vera y los Leones: polos opuestos

abril 9, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Eduardo Vera iluminó una sofocante tarde dominical, que poco después se obscureció con la tercera derrota en fila de los Leones de Yucatán.

Vera brilló en el Huntington Park de Columbus, Ohio, en su debut en Triple A con los Indios de Indianápolis, la principal sucursal de los Piratas de Pittsburgh. El joven yucateco, que su asesor deportivo, ingeniero Raúl Ortega Rojas, dice que parece un arquitecto, pareció sobre la loma un auténtico prospecto de Grandes Ligas.

VERA, MÁS QUE IMPRESIONANTE

El joven yucateco Eduardo Vera Hernández realizó la mejor actuación de un lanzador de los Indios en la casa de los Clippers en la serie inaugural

En la primera serie de la temporada de la Liga Internacional de AAA, Vera Hernández, el 29 en la lista de mejores prospectos de Pittsburgh, fue más que el número uno (Mitch Keller) y más que el lanzador del año en el sistema de sucursales de los Piratas (JT Brubaker).

En el mismo escenario, en Columbus, ante el mismo rival, los Clippers, Eduardo realizó un trabajo infinitamente superior a los que hicieron Keller y Brubaker, la joyas de las Ligas Menores de los Piratas. Keller, de 23 años, lanzó cuatro entradas y dos tercios con tres hits, dos carreras, cinco pasaportes y seis ponches; Brubaker, de 25 abriles, recorrió justamente la misma distancia que Keller (4 y dos tercios), con seis incogibles, dos anotaciones, dos bases por bolas y tres anestesias. Ambos compilan 2.86 en PCLA. La labor de Vera fue infinitamente mejor: seis episodios, tres hits, cero carreras, una transferencia y seis ponches.

Eduardo ya se ganó un puesto en la rotación de Indianápolis y la atención de Clint Hurdle, el timonel de los Piratas. Ya se lo había demostrado ante los Astros de Houston.

Y también se ganó un ascenso en las listas de MLB Pipeline. El 29 lanzó como el número uno.

Tras colgar seis argollas, Vera estuvo cerca de obtener la victoria, pero el relevo estropeó su labor. Las fotos son de los Indios de Indianápolis en Instagram

Por lo pronto, ya hizo lo que nunca Fernando Valenzuela: lanzar y demstrar en AAA de lo que es capaz. El “Toro”, como se sabe, comenzó a escribir su gran historia cuando fue ascendido a Grandes Ligas desde la filial de Doble A de los Dodgers, en San Antonio.

Eduardo está más cerca que nunca de convertirse en el primer yucateco en jugar en las Mayores. Al tiempo.

*   *   *

Evelio Dzib Peraza apuntó la “B” de su gorra de los Medias Rojas de Boston y dijo: “Van a mejorar”. Y antes que podamos decir algo, añadió: “Los Leones también”.

Los campeones de la Serie Mundial de 2018 (van 3-8 en ganados y perdidos) no son tan malos; tampoco los campeones de la primavera de la Liga Mexicana (0-3). El repunte de ambos es cuestión de tiempo. Así lo espera Evelio y los seguidores de ambos equipos.

Con la llegada de Luis Alonso Mendoza, el timonel Luis Carlos Rivera deberá realizar ajustes a su rotación, que deben fortalecer el relevo intermedio. Si Mendoza está sano, será uno de los baluartes del “staff” de abridores. Y cuando regresen Arnold León, en la lista de lesionados, y Chad Gudin, en su casa, la mejoría del pitcheo yucateco podría ser notable.

Tras la barrida en Monterrey no hay que entrar en pánico. La temporada es larga y apenas está en pañales. Y el potencial de los Leones es grande. Recuerde que jugaron en la Sultana del Norte sin su torpedero y receptor titulares y con su antesalista en la inicial.

Por otra parte, tampoco hay que ser experto para hablar del talón de Aquiles del equipo en los tres choques en Monterrey. Los abridores cumplieron, en especial Yoanner Negrín, y los tres descalabros fueron para los relevistas (Ávila, Cleto y Guillón). Sí, el bulpén mal y de malas, pues en las dos últimas entradas de los tres partidos (los Sultanes no batearon nunca en el noveno porque no hubo necesidad) admitieron 17 de las 25 anotaciones que cuajaron los regios en la serie, ocho en la séptima y nueve en la octava. Con un relevo así, no se puede ganar.

El rediseño del bulpén y la esperada llegada de un bateador en lugar del italianito Liddi, harán de los Leones un equipo contendiente. Al tiempo.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *