“Hay que quitarse la gorra ante Vera”

abril 8, 2019

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Pese a que no ganó, ganó.

Le explico.

A pesar de que salió sin decisión, luego de lanzar seis espléndidas entradas ante los Clippers, en Columbus, Eduardo Vera se ganó el reconocimiento de todos.

El yucateco mantuvo a los Clippers sin anotaciones en seis entradas y fue removido para la séptima, cuando su equipo, los Indios de Indianápolis, tenían ventaja de 1-0.

El mexicano permitió tres hits, firmó un boleto y ponchó a seis, pero cuando salió, los Clippers le dieron la vuelta a la pizarra, 2-1. Finalmente, con un racimo de cuatro en el noveno, los Indios de Indianápolis rescataron el último de la serie, 5-2.

“(Vera) mezcla bien sus lanzamientos”, dijo Tony Mansolino, piloto de los Clippers. “Cuando un jovencito sale y controla a una alineación como la nuestra en la forma en la que lo hizo, tienes que quitarte la gorra”, agregó, en una entrevista con Richie Mulhall, de “The Columbus Dispatch”.

Vera estaba feliz con su espectacular debut, pese a que el relevo le estropeó su gran labor y le impidió obtener su primer victoria en Triple A.

“No pasa nada; así es el béisbol”, dijo el yucateco a arrobadeportes.com.

En su crónica para el sitio oficial de los Indios, Cheyne Reiter escribió:

Vera, de 24 años, lució cómodo en su debut con la Tribu. Ponchó a su primer enemigo (Mike Freman) y logó cinco de sus seis anestesias en las tres primeras entradas.

En la tercera, tras ponche a Trayce Thompson, admitió sencillos consecutivos de Tim Federowicz y Mik Freeman, pero salió del atolladero al obligar a Carlos González a batear para doble matanza.

Vera retiró a nueve de los últimos 10 bateadores a los que se enfrentó antes de ser relevado por Clay Holmes para el séptimo. Holmes permitió que en ese séptimo acto los Clippers le dieran la vuelta a la pizarra, 2-1.

Luego de las cuatro carreras del noveno, Montana DuRapau despachó en tres bateadores a los Clippers en el cierre, para su primer salvamento.

Montana DuRapau se agenció salvamento, en el triunfo de Indianápolis

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *