Insólito retorno de Yuniesky Betancourt a Cuba

marzo 30, 2019

En su gustado blog beisbolredes.blogspot.com, el periodista Jesús Alberto Rubio publica una nota de Víctor Cantera, en la que habla del histórico retorno de Yuniesky Betancourt a la pelota cubana. Betancourt, quien jugó con los Leones de Yucatán en 2017, es el primer deportista que huye de la isla y regresa luego:

Por primera vez desde 1959 dos conocidos peloteros cubanos que jugaron en las Grandes Ligas regresan a Cuba para jugar en la próxima Serie Nacional de Béisbol

El pelotero villaclareño Yuniesky Betancourt, conocido entre los fanáticos al béisbol en la isla como Riquimbili, ha vuelto a Cuba tras su partida en el 2003 hacia México tratando de ganarse un lugar en la MLB. Y es que por primera vez desde el triunfo de la Revolución, un pelotero cubano que ha emigrado se le permite regresar y reincorporarse al campeonato nacional.

Esta semana Betancourt volvió a vestir el uniforme de Santa Clara en la final del campeonato provincial de Villa Clara, convirtiéndose así en el primer ex jugador de Grandes Ligas en reinsertarse en el sistema deportivo cubano.

De acuerdo a la información publicada por la prensa estatal, Riquimbili concluyó con éxito su proceso de repatriación y en el partido que marcó su regreso al deporte en la isla, el jugador fue tres veces al bate como designado y se embasó en una de las ocasiones por bases por bolas.

Según algunos fanáticos que presenciaron su salida al campo, Riquimbili se ve en buena forma física y alegre, como en los tiempos en que formó parte de la alineación regular de esa provincia.

De 37 años de edad, Betancourt podría aportar a la causa de los Leopardos de Villa Clara en la próxima temporada si en definitiva logra un cupo en el roster de los vigentes subcampeones nacionales, con los cuales debutó en la Serie Nacional 2000-2001 como camarero y paracortos.

Hasta 2004 jugó en 346 partidos en Cuba en los que tuvo línea ofensiva de .281/.319/.436 con 333 hits, de ellos 26 jonrones, pero su virtuosismo con el guante lo hicieron merecer elogios desde muchas latitudes.

En enero de 2003 abandonó el país y se estableció en México hasta que dos años después logró un acuerdo con los Marineros de Seattle, elenco con el cual debutó en Grandes Ligas el 28 de julio de ese año, circuito en el que jugó hasta 2013.

En ese lapso firmó pactos también con las franquicias de los Reales de Kansas City y los Cerveceros de Milwaukee. Durante nueve años intervino en 1156 partidos en los que se desempeñó fundamentalmente como defensor del campo corto y con el madero su línea fue de .261/.285/.388.

Sus actuaciones más recientes han sido en la Liga Mexicana del Pacífico con las Águilas de Mexicali.

Yuniesky, el día que se reportó con los Leones en 2017

De igual forma, supimos que el torpedero cienfueguero Erisbel Arruebarruena, con experiencia también en la Gran Carpa, podría hacer oficial su retorno al béisbol cubano próximamente, pero no en su provincia natal, sino en Matanzas, donde se está estableciendo, según informó a la prensa cubana el nuevo director de los Cocodrilos, Armando Ferrer.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *