Y los Diablos volvieron a perder en su nuevo estadio

marzo 25, 2019

Ciudad de México a 24 de marzo (diablos.com.mx). – Ante otra gran entrada en el “Diamante de Fuego”, el estadio Alfredo Harp Helú vivió el segundo partido de su historia, en la segunda derrota de los Diablos Rojos de México, esta vez 9-6, a manos de los mejores prospectos de los Padres de San Diego.

Los Padres atacaron desde la primera entrada los lanzamientos del abridor David Reyes, que permitió tres carreras. Doblete del primer bate, Xavier Edwards, y sencillo del campo corto Tucupita Marcano fabricaron la carrera de la quiniela. Owen Miller recibió pasaporte y Hudson Potts atizó bambinazo, para poner la pizarra 3-0.

David Reyes y Mackenzie Gore se trenzaron en un buen duelo y no permitieron daño, hasta que en la quinta entrada y frente al relevista  Efraín Contreras, el México se puso en la pizarra cuando, después de un out, hubo doblete de Cyle Hankerd e imparable remolcador de Kevin Medrano.

Hudson Potts bateó par de jonrones en la nueva casa de los Diablos Rojos

En  la séptima, el México armó rally de tres carreras para darle la vuelta a la pizarra. Con un out, Oswaldo Arcia recibió base por bolas, imparable de Moisés Sierra ponía hombres en primera y segunda, para que viniera Kevin Medrano con sencillo al derecho productor de la segunda carrera roja y en error de Tirso Ornelas los Diablos empataron la pizarra a tres carreras, dejando a Medrano por tercera base, desde donde timbró con hit de Ricardo Valenzuela.

Los Padres respondieron rápido y en la octava entrada anotaron en cuatro ocasiones tres de ellas con el segundo cuadrangular  de Hudson Potts en el partido, que impulsó tres carreras. Antes en pecado de Cyle Hankerd anotaba Xavier Edwards.

La Pandilla Roja reaccionó y en el cierre de la octava se acercó con dos carreras producto del primer cuadrangular de los Diablos Rojos en el parque “Alfredo Harp Helú”, que salió del bate de Kevin Medrano, para poner la pizarra 7-6 todavía en favor de San Diego.

Los Padres agregaron par de anotaciones en la novena para la pizarra final.

El pitcher derrotado fue Román Méndez y Elliot Ashbeck el ganador, con salvamento del dominicano Dauris Valdez.

Los Diablos Rojos continúan con su preparación con miras a la temporada 2019 de la Liga Mexicana y se quedan en la capital del país, para entrenar previo a los juegos que tendrá el próximo fin de semana frente a los Bravos de León en Silao y Lagos de Moreno.

La sangre mexicana de los Padres fue ovacionada antes del partido

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *