El rookie “C.C.” Caamal ejecuta a los Zorros

diciembre 2, 2018

Imparable productor de dos carreras de César “C.C.” Caamal Miranda en la parte alta del décimo episodio definió un sensacional encuentro a favor de los Rookies de la Universidad Marista, que vencieron 10-8 a los Zorros de Pacabtún, en la jornada de este sábado en la Liga Meridana de Béisbol, que se disputó hoy en el campo “Manuel Loría Rivero” de Pacabtún.

Con el resultado, los Rookies empataron en la cima a los Azulejos de la Dolores Otero, con marca de seis ganados y cinco perdidos.

Tras el empate a ocho carreras en nueve entradas, el desenlace vino en la décima y el ataque lo inició Francisco Espadas, quien disparó sencillo al izquierdo y, tras dos fuera, Amaury Cazaña conectó sencillo al central, que avanzó al corredor a la antesala. La jugada fue cerrada y en los reclamos del equipo de Zorros fue expulsado el coach Santiago Huchim.

Con corredores en los extremos, el alto mando del equipo de Pacabtún ordenó la base intencional a Humberto Sosa, estrategia que tiró por la borda “C.C.” Caamal con el hit que envió a la registradora a Mateo Velásquez, quien entró de corredor emergente por Espadas y a Cazaña para sellar el triunfo de infarto que consiguió el equipo universitario.

En su último turno del décimo capitulo, los Zorros pudieron al menos emparejar el marcador, al dejar la casa llena con dos fuera ante los disparos del mánager-jugador Luis Navarro, quien le tiró una humeante recta que de forma increíble dejó pasar Fernando Martínez, quien sorbió hirviente chocolate para el tercer out.

Navarro fue el vencedor al lanzar dos entradas con dos hits, tres bases y tres ponches. Abrió Danilo de Jesús Araujo, quien lanzó 5 entradas y un bateador que le desforró la pelota abriendo el sexto episodio. El jonrón fue de Fernando Cruz y acercó a los Zorros 4-3. El dominicano completó su labor con tres carreras, cuatro hits, tres bases, cuatro ponches y un balk.

Le siguió Lucas Velásquez, quien en dos entradas y dos tercios admitió 3 carreras, le conectaron tres hits, regaló tres bases y ponchó a dos. Gerardo Vélez lo relevó y Eduardo Pérez le dio brutal bienvenida en el octavo episodio con Grand Slam que puso el juego al rojo vivo. La producción del novato de la novena de Pacabtún fue de cinco carreras.

La ventaja de cinco carreras que tenían los Rookies, se redujo a una con el trancazo del recluta.

El equipo visitante madrugó el pitcheo de Miguel Cárdenas y con dos carreras, que llevaron la mancha del pecado, tomaron tempranera ventaja de 2-0. La primera entró “de caballito” al recibir pelotazo con la casa llena Mauricio Aguilar, y sencillo de Iván Espínola remolcó la segunda.

El descontrol de Danilo de Jesús en la segunda entrada le permitió a los Zorros anotar “de caballito” las carreras del empate, pero el gozo se fue al pozo en la quinta entrada cuando los Rookies atacaron de nueva cuenta a Miguel Cárdenas y con dos carreras volvieron a despegarse.

Jonrón de Obed Buenfil quebró el empate y elevado de sacrificio que se registró por un atrapadón de Ángel Acosta, al batazo de Mauricio Aguilar. Sin embargo, no pudo evitar la anotación en diligencia de pisa y corre para poner los cartones 4-2.

Jonrón solitario de Fernando Cruz acercó a los Zorros en la sexta entrada pero los Rookies respondieron con tres carreras en el séptimo episodio que amplió la ventaja, 6-3. Jonrón de dos carreras de Humberto Sosa ante los disparos del relevista Kenny Torres inició el demoledor ataque y sencillo productor de Sergio Durán coronó el racimo.

Rodrigo Uicab disparó jonrón en el octavo rollo que puso el juego 8-3 ventaja que parecía suficiente para la victoria de los Rookies, pero no fue así, ya que en su turno de ese mismo episodio, Eduardo Pérez desapareció la pelota con el lunetario congestionado que puso las emociones al rojo vivo.

El bombazo marcó el fin de la labor de Kenny Torres entrando en su lugar el derrotado Mario Figueroa, quien en tres entradas permitió dos carreras, le conectaron 3 hits, regaló tres bases por bolas, una intencional y ponchó a cinco.

Luis Navarro escaló el cerrito en el noveno episodio en busca del rescate pero Tomás Herrera lo sorprendió al disparar el imparable que remolcó la carrera del empate a 8 carreras extendiendo el juego a entradas extras.

Mañana los Rookies, jugarán en la comisaría de Chichí Suárez a partir de la una de la tarde.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *