Las dichosas “tendidas de cama” a los mánager

noviembre 16, 2018

Por TOMÁS LÓPEZ

Por lo general cuando un equipo tiene un mal arranque o entra en mala racha, una de las primeras causas que se empiezan a manejar, es que los jugadores no están cómodos con su manager o cuerpo técnico, por lo que dejan de ponerle “tamaños” al asunto preparando el camino para que el piloto o coach sean despedidos. En palabras beisboleras: “Le tienden la cama”.

Esta teoría de la conspiración se convierte en tema de debate entre aficionados y prensa especializada quienes en muchos casos se van por este rápido diagnóstico dejando de lado un análisis más profundo de los factores que pueden propiciar el mal accionar de un club.

Roberto Vizcarra: ¿Cuánto más lo aguantarán los Charros?

Que si los extranjeros no funcionaron, si el pitcheo anda con la brújula perdida o los bateadores con la pólvora mojada, no superan el ansia del complot, ese que tanto nos gusta a los mexicanos.

No nos imaginamos a un jugador extranjero que viene con la condición de rendir de inmediato so riesgo de ser despedido, siendo coparticipe de una confabulación para “tumbar” al manager. Tampoco a un joven o veterano que sostienen una lucha continua por mantenerse en el roster.

Muchos equipos no carburan porque simplemente no fueron bien estructurados, por lesiones, ausencias o bajas de juego de peloteros importantes y esto nada tiene que ver con las dichosas “tendidas de cama”.

Pero momento, no estamos diciendo que esto no pasa, por supuesto que ocurre y ejemplos hay varios, pero lo que estamos sugiriendo es que este estrategia para botar a un manager no es tan frecuente como muchos piensan.

Es una realidad que los Clubes de LMP suelen consentir bastante a sus jugadores estelares y esto para muchos managers representa un dolor de cabeza, ya que estos peloteros privilegiados suelen formar grupos que tienen bastante peso dentro del clubhouse, por lo que entrar en conflicto con ellos puede generar un ambiente raro donde por lo regular si no logran conciliar las diferencias, el piloto termina siendo cesado ya que como dicen “Es más fácil correr a uno que a veintitantos”. No hay timoneles exentos de este riesgo y no importa que vengan de ser campeones o que tengan un prestigio sustentado por buenos resultados; cuando los jugadores te “hacen bola” es muy difícil mantenerse.

Esta hipótesis, se fortalece ya que es común que los equipos cuando cambian dirigente empiezan a jugar mejor. Sin embargo esto no quiere decir que en efecto le estaban jugando “rudo” al anterior mánager; en la mayoría de los casos esto obedece a que si ya cayó la cabeza del capitán, de no mejorar las cosas los que siguen en ser “serruchados” son los marineros (peloteros) por lo que tienen que ponerle el extra para enderezar el barco.

Por lo regular, cuando un equipo está ganando y se encuentra en los primeros planos la armonía y compañerismo surgen por doquier, aunque siempre habrá uno o dos inconformes, pero cuando se cae en una mala racha la situación cambia, la tensión va subiendo, los roces aumentan y las diferencias empiezan a surgir con facilidad y lo que antes era “amor y dulzura” se convierte en estrés y fastidio.

En esta temporada de LMP el tema de las “tendidas de cama” han estado presentes en varias plazas como Culiacán, Guadalajara y Mexicali.

Curiosamente en Culiacán todo cambio con la salida de Lorenzo Bundy, las victorias empezaron a llegar como por arte de magia al asumir el control Robinson Cancel y al momento los Guindas se ubican en el liderato. Por su parte en la Frontera luego de darle las gracias a Luis Sojo y asumir el puesto Juan Gabriel Castro, la situación se tornó muy diferente y hoy en día los emplumados luchan por los primeros puestos.

En cuando a los Charros, acumulan una racha de 7 derrotas de manera y cuatro de las últimas cinco por la vía de la blanqueada. Roberto Vizcarra, mánager probado y de hartos recursos, no ha podido sacar del marasmo a sus dirigidos y de seguir hilvanando derrotas su continuidad estará muy comprometida…Estaremos pendientes.

Agradables sorpresas

Las actuaciones que están exhibiendo Victor Mendoza, de Mayos de Navojoa, y Jasson Atondo, de Naranjeros de Hermosillo, han sorprendido a propios y extraños.

La ausencia de Jesse Castillo abrió un espacio para Mendoza que no ha desaprovechado la oportunidad manteniéndose desde hace rato en el primer lugar de bateo, el obregonense de 27 años batea para un grueso .375 con 4 jonrones y 19 producidas.

Por su parte Atondo, de 23 años, ha bateado de manera sostenida desde que le dieron la alternativa de jugar todos los días. El mochitense conecta .378 aunque todavía no da los turnos oficiales para meterse entre los mejores del circuito, además ha exhibido una excelente defensiva tanto en la tercera como la segunda base y aunque se encuentra en su cuarta temporada con Naranjeros, es elegible para competir por el trofeo al Novato del Año, toda vez que al arranque de temporada no acumulaba 100 turnos en este Béisbol.

Esperemos que ambos mantengan el ritmo. Es previsible que bajen la intensidad, pero sin dudas al momento son dos muy agradables sorpresas.

Que tengan un excelente día

Hermosillo, Sonora a 16 de noviembre de 2018

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *