En defensa de la fiesta brava en Mérida

noviembre 3, 2018

Colaboración especial del LCC MARIO ALFONSO CEBALLOS BOJÓRQUEZ

Lamentable noticia leer el comunicado de la empresa Toros Yucatan para anunciar que se CANCELA la corrida del próximo día 11.

El motivo: resulta que el encierro de la Ganadería Quiriceo no fue aprobado por falta de trapío. Ante esta información un servidor se hace las siguientes preguntas.

1.- ¿Sabrá la Comisión Taurina y el mismo Juez de Plaza cuánto cuesta la organización de un festejo taurino?

2.- ¿Alguna vez la comisión taurina ha invertido un peso en la organización de un solo festejo taurino?

3.- ¿Alguna vez el Juez de Plaza o la Comisión Taurina han criado un toro bravo como para saber lo difícil que es lograr que un animal de lidia llegue a esa edad?

4.- Usted, amigo aficionado, ¿conoce quién integra la Comisión Taurina?

5.- ¿Saben la Comisión Taurina y el juez de plaza lo difícil que es armar un serial taurino con toreros y ganaderías?

Me pregunto esto porque, si no lo saben, es lamentable que tomen estas decisiones sin importar lo que suceda.

En este caso la decisión hace pensar a la empresa si continuar o no con la temporada de toros, que para mi gusto era de gran expectativa. Se festejan los 90 años de la Plaza Mérida; después de muchos años una empresa le da la oportunidad a un torero yucateco, a un rejoneador yucateco y a una ganadería yucateca, que celebraría sus 100 años.

Tendríamos la oportunidad de ver a las principales figura del toreo mundial ante lo difícil que esto representan por el tamaño de la Mérida (es pequeña y los boletos tienen que subir de precio para poder pagar el costo de una figura). Y sin embargo los empresarios se la juegan.

¿Usted cree que para celebrar un Siglo, una ganadería mandaría cualquier encierro?

Entiendo que la Comisión Taurina está para velar por los intereses del aficionado y estoy totalmente de acuerdo con eso, pero. ¿en qué momento la Comisión Taurina vela por los intereses del empresario, de los toreros y del ganadero?

Es muy lamentable que además de que todos los días tengamos que sortear la ignorancia de los animalistas, hoy tengamos que sortear las malas decisiones de los que se dicen EXPERTOS EN LA MATERIA.

Estoy seguro que este golpe de ánimo cala muy fuerte en los empresarios Tito Basulto y Beto Hagar, en el torero yucateco Ángel Lizama “El Papo” y, por supuesto, en los ganaderos de Quiriceo, el doctor Tomas Díaz y sus hijos Angel y Tomás.

Qué pena y qué gran desilusión, señores, los tiempos cambian, las reglas cambian y los puestos no son eternos.

Creo que la máxima autoridad meridana, ante lo sucedido, tendrá que analizar lo que se está viviendo y tomar una decisión por el bien de la Fiesta y del municipio de Mérida.

Propongo una Comisión Taurina que esté integrada por empresarios, ganaderos, toreros y por supuesto aficionados, pero aficionados con conocimiento, no aficionados que lleguen con camisa de manga larga y bien perfumaditos a la plaza para sentarse a un costado del juez a ver la corrida.

Ánimo para todos amigos del toro, luchemos porque las cosas cambien.

No me cabe duda que tenemos una gran autoridad en el municipio de Mérida y que velará por los intereses de todos.

Desde niño soy aficionado a los toros, a los gallos y a la charrería.

He tenido la suerte de poder criar toros bravos y sé lo difícil que es; soy criador de gallos de combate y sé lo difícil que es; he estado frente a la cara de una vaca brava como aficionado práctico y sé lo que difícil que es; he sido charro y sé lo difícil que es; he tenido la oportunidad de narrar charreria y toros y sé lo muy difícil que es, porque he sentido lo que siente un torero al estar frente a la cara de un toro, y lo que siente un ganadero cuando un toro no honra a su dehesa. Me siento orgullosamente mexicano porque amo a mi país, a mi Estado, a mi pueblo, sus costumbres, su cultura y sus tradiciones.

Qué pasen un bonito fin de semana y esperemos que los toros regresen a la Plaza Mérida.

Uno de los astados del lote que Quiriceo envió a la Plaza Mérida

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *