Wílliam Bezunza representa a los primeros héroes melenudos

septiembre 2, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Un emblema del béisbol yucateco, Wílliam Ramón Berzunza León, representó este sábado a Nakamura, Cuquito, Toledo, Bache, “Indio” Peraza y los grandes héroes que izaron por primera vez el banderín de la Liga Mexicana en Yucatán.

Berzunza fue el invitado de honor este sábado en el Parque Kukulcán y lanzó la primera bola en la celebración del 61 aniversario del primer gallardete de los Leones en la Liga Mexicana de Béisbol, hecho que se concretó el 1 de septiembre de 1957.

Acompañado de los licenciados Alejandro Orozco García y Mario Alfonso Ceballos Bojórquez, director general y gerente de comercialización de los melenudos, respectivamente, Berzunza hizo el simbólico lanzamiento antes del segundo choque de la serie que jugaron ayer sábado los Leones y los Olmecas de Tabasco.

Con Alejandro Orozco García (derecha) y Mario Ceballos Bojórquez como testigos, el inmortal, histórico beisbolista yucateco Wílliam Berzunza León realiza el primer lanzamiento, en la celebración del aniversario 61 de la conquista del primer campeonato de los Leones en su historia, hace 61 años

Por coincidencia, Berzunza vistió las franelas de Yucatán y Tabasco, la de los chocos en 1975 cuando los melenudos fueron vendidos a tierras tabasqueñas y se llamaron Cardenales.

Con los Leones, Berzunza, miembro del Salón de la Fama del Béisbol Mexicano, hizo historia. Historia pura.

Además de ser parte del equipo que se coronó en 1957, el orgullo de la Col. Jesús Carranza es el único pelotero que ha jugado en las tres etapas de los rugidores en la Liga Mexicana. Lo hizo en 1957, en la primera; luego, en la segunda, defendió la franela local en 1974, y en la tercera, en 1979, a los 43 años de edad, tomó dos turnos como bateador emergente, uno en Puebla y el otro en el Parque Carta Clara de Mérida.

Berzunza fue primer pelotero nacido en Yucatán en superar la barrera de los 1,500 imparables. A su retiro, tras 19 campañas en la LMB, acumuló 1,566 hits y su porcentaje de por vida fue de .299.

El histórico beisbolista yucateco Wílliam Ramón Berzunza León, con la porra Esmeralda, tras lanzar la primera bola

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *