Hace 61 años, los Leones fueron campeones por primera vez

septiembre 1, 2018

Reproducimos a continuación una síntesis de la historia escrita en 2015 por el periodista Tomás Morales Fernández acerca del primer banderín de la Liga Mexicana que conquistaron los Leones de Yucatán, en un día como hoy, 1 de septiembre de 1957:

La temporada de 1957 fue una de esas sensacionales en que tres equipos llegaron a la última semana de patidos con oportunidad de ganar la corona: los Diablos Rojos, que dirigidos por Preston Gómez buscaban su segundo título seguido; los Leones de Yucatán, con el también cubano Oscar “Barriguilla” Rodríguez en el timón, y los Tigres de México, manejados por Chuck Genovese.

En unos días solamente estaban Leones y Diablos en la pelea por la corona. Los Pingos, que jugaron toda la semana en el Parque del Seguro Social contra los Tigres, recibieron zancadillas del felino que los dejó en el último día de la temporada, primero de septiembre, un juego atrás del líder Yucatán.

Eran varias las posibles combinaciones: si Leones ganaba en Veracruz era campeones, pero si perdían y ganaban los Diablos, terminarían empatados y tendrían que jugar partidos extras por la corona. Y si Yucatán perdía y los Diablos también eran derrotados, Yucatán sería campeón.

En el Parque del Seguro hubo un lleno para ver si los Diablos lograban hacer realidad su última esperanza, con muchos fanáticos de los Tigres también deseando que eliminaran a los Rojos. Mientras tanto, en Veracruz, los Leones jugaron frente al Águila con el siguiente orden al bat:

Cañitas Moreno, JC
Olmedo Suárez, 2B
Cuco Toledo, JI
Leon Kellman, C
Orlando Leroux, JD
Camaleón García, 3B
Pepe Bache, SS
Zacarías Auais, 1B
Mike Rodríguez, P

El Águila, manejado por Ángel Castro, que había tenido una gran temporada de despedida con 19 jonrones, puso a lanzar al fortachón americano de color, Sam Williams. Y como tanto el juego del Parque del Seguro como el de Veracruz eran en horas de la tarde, por la vía telefónica se preguntaba de uno al otro lado, cómo iba el juego.

Tres leones campeones de 1957: Joe Nakamura, Wílliam Berzunza León y Zacarías Auais, ambos yucateco

En Veracruz el Águila tomó ventaja de 1-0 en la primera entrada, pero los Leones anotaron tres en la segunda, dos empujadas por doblete del yucateco Zacarías Auais y otra por imparable de “Cañitas” Moreno. La ventaja se incrementó a 4-1 en la tercera con hit del cubano Leroux y doble del venezolano “Camaleón” García para impulsar.

Y en la cuarta dos carreras que serían definitivas en el partido para ventaja de los Leones por 6-1 con sencillo de Auais, doble de Cañitas Moreno, en que también hubo error del jardinero izquierdo Raúl Galata, para que entrara una, y hit productor de Cuco Toledo.

Pero el Águila no dobló las manos anotando una en la cuarta y otra en la sexta, con una gran atrapada de Cuco Toledo corriendo a la raya izquierda para el tercer out, cuando había dos aguiluchos en los senderos. En la octava otra carrera del Águila que se acercó 4-6 y en el cierre del noveno el Águila llenó la casa con sencillos de “Huevito” Álvarez y Juan Vistuer, así como base a Mario Ariosa. Julián Ladera estaba agotado y es que al final de esta temporada ganó los tres últimos juegos de la campaña para un gran récord. En la cuarta entrada de este juego final relevó al abridor Mike Rodríguez, un americano de padres mexicanos que era un buen lanzador.

Cuando el manager “Barriguilla” Rodríguez trajo a relevar al zurdo Joe Nakamura, llegó la noticia de la ciudad de México que los Tigres habían vencido a los Diablos 4-1 con gran pitcheo del zurdo Alvin Jackson, que luego lanzaría en Ligas Mayores, y un jonrón del panameño Elías Osorio. ¡Yucatán ya era el campeón!

Pero el manager dijo que no celebraran todavía y que había que ganar el juego que estaban llevando a cabo. Nakamura, cubano de origen japonés, dominó a Ángel Castro para out forzado en home y Gene Collins dio rola para el segundo out, entrando la quinta carrera del Águila. El juego 6-5 y el empate en tercera. Otra vez “Barriguilla” volvió a la estrategia y trajo al derecho Pedro Montané para enfrentarse al derecho “Bimbo” Villegas, el rechoncho cátcher, quien dio rola al short y allí cayó el out 27. Unos minutos antes los Leones ya eran campeones pero al terminar este juego comenzaron la gran celebración en el terreno de juego y luego en el vestidor.

Leones de Yucatán entró a la Liga Mexicana en 1954 y al cuarto año ya era el campeón. Un año antes habían quedado en tercer lugar, pero a 27 juegos del campeón Diablos. Y ahora había venido “Barriguilla” Rodríguez, también manager campeón en su nativa Cuba con los Elefantes de Cienfuegos, para darles el primer campeonato de su historia.

Julián Ladera fue el brazo estelar con 17 victorias y se exprimió el brazo en los últimos días para que los Leones fueran los monarcas. En esa campaña el “Mulo” Alvarado tuvo un gran año de 12 victorias y fue el coco de los Diablos, con 10 triunfos de Mike Rodríguez y 10 de Nakamura.

El catcher Leon Kellman fue el mejor bateador con .309 y “Camaleón” el hombre de los jonrones con 13. “Cañitas” Moreno dio tres cuadrangulares en un partido, lo que entonces era un récord, por segunda vez en su carrera, habiéndolo logrado antes con los Tigres. Era pequeño de estatura y por eso lo llamaron el “Súper Ratón”. Entonces los Leones jugaban todavía en el muy bonito Parque Carta Clara, que era “joven” todavía.

Un comentario

  • Raúl Ponce septiembre 2, 2018en4:53 am

    Muy preciosa y precisa crónica cuando obtuvimos el Primer Campeonato, en 1957
    Nuestro 2o Campeonato en 1984 cuando mi hijo Raúl con sus 9 años lo celebramos, como yo en 1957 en mis 9 años lo festejé con mi padre
    Grato recuerdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *