Campeche aprovecha un mal momento del bulpén melenudo: 12-5

agosto 23, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Con un octavo rollo en el que los Piratas de Campeche se fueron con todo al abordaje, en el que batearon 12 y anotaron siete carreras en un mal momento del bulpén yucateco, los bucaneros emparejaron la serie que se juega en el Parque Kukulcán con una victoria de 12-5 sobre los Leones, que cayeron al segundo sitio de la Zona Sur.

Ahora, los melenudos no sólo perdieron el partido y la cima, sino también a Leo Heras, quien en la quinta entrada, tras conectar una rola por la raya de primera, chocó accidentalmente con Henry Rodríguez, quien fildeó la rolata. En la colisión, Heras se estrelló la costillas con la cadera derecha del primera base. Además, Rodríguez cayó sobre el melenudo, quien abandonó el partido con ayuda de las asistencias, visiblemente adolorido.

Luego de una noche con el agradable aroma del pitcheo, Piratas y Leones se dieron con todo este miércoles. Más bien, los bucaneros, que batearon 16 imparables, le dieron con todo a los rugidores.

El martes sólo hubo una carrera; hoy fueron 17.

Y el octavo rollo, el reverso de la moneda del partido de anoche.

En el turno de los Piratas en la octava, los Leones utilizaron a tres lanzadores (Óscar Félix, Maikel Cleto y Andrés Ávila), que regalaron tres pasaportes, cometieron dos wildpitches, golpearon a uno y recibieron tres imparables. Félix fue el derrotado.

Félix relevó a Felipe Arredondo y llenó las bases para iniciar la debacle yucateca con pasaporte a Yosmany Guerra, sacrificio de Jesús Vega y error del propio lanzador y hit de Danry Vásquez en intento de sacrificio. Entró Cleto y entró mal.

Su primer disparo fue un wildpitch y Guerra anotó la carrera que adelantó a los cazoneros 6-5. Luego, el carrusel. Destacó imparable de Olmo Rosario productor de una y doblete de Henry Rodríguez, quien coronó así su gran noche, en la que bateó de 6-5 (dos dobles) con cuatro producidas.

GRIS DEBUT DE ZÁRATE

El zurdo Robert Zárate mostró poco en su debut con los Leones. En cinco entradas toleró cinco carreras y diez imparables, una labor que no es para presumir ni mucho menos para utilizar como tarjeta de presentación.

Temprano los Piratas se lanzaron al abordaje sobre sus disparos y el cosario mayor, Henry Rodríguez, se encargó de remolcar la anotación con doblete, que envió al plato a Alberto Querales.

Los Leones empataron en el segundo mediante cuadrangular de Jonathan Jones, pero los bucaneros se treparon 2-1 en la tercera mediante sencillo de Jasson Atondo, sacrificio de Querales, rolata de Olmo Rosario y single productor del llamado “Pollito”, Henry Rodríguez.

En el cierre las fieras nivelaron la pizarra 2-2, cuando, con uno fuera, Wálter Ibarra sonó sencillo y anotó cuando Querales hizo un infame disparo a la antesala, tras imparable de Luis Juárez.

Campeche, decidido a nivelar la serie se adelantó a 4-2 con par de anotaciones en la cuarta. Con uno fuera, Yosmany Guerra, Jesús Vega y Danry Vázquez ligaron sencillos para la primera de la entrada, y Vega llegó al plato con la segunda cuando Atondo rolateó a la paradas cortas. Con el batazo, que parecía ideal para doble matanza, sólo pudieron sacar un out porque la canica se le escurrió a Ibarra cuando iba a pivotear a la inicial.

Las fieras se acercaron a 4-3 inmediatamente cuando, en el cierre, José Juan Aguilar bateó sencillo, se estafó la intermedia, avanzó a tercera con wildpitch del abridor Alejandro Arteaga y llegó a tierra prometida con rodado de Sebastián Valle al torpedero.

Campeche hizo una en la quinta para el 5-3 en la pizarra, remolcada por Asael Sánchez con elevado de sacrificio, pero en el cierre los Leones rescataron a Zárate al empatar la pizarra 5-5, gracias a oportuno de Matt Clark, que envió a home a Ibarra y Juárez.

Jorge Rivera, quien relevó al venezolano Arteaga, lanzó dos entradas sin hit ni carrera, con un ponche. El espigado lanzador de los Cachorros de Ramírez Marín en la Liga “Naxón Zapata”, obtuvo su primera victoria del otoño (1-1).

Con los Leones debutó Arnold León, quien colgó una argolla en la novena, aunque recibió dos incogibles. Pronto se unirá a la rotación.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *