Los Leones, a la cima tras un partidazo: 1-0

agosto 22, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Los Leones perdieron a Yoanner Negrín, pero no el partido.

Negrín dejó el partido lesionado en la sexta entrada, Andrés Ávila, David Gutiérrez, Maikel Cleto y Arcenio León completaron el trabajo monticular, Luis Juárez remolcó la única carrera y los melenudos vencieron a los Piratas de Campeche, 1-0, este martes en el Parque Kukulcán, triunfo que catapultó a los Leones a la cima de la Zona Sur.

Mención especial merece una atrapada espectacular y oportuna de Leo Heras en el bosque central en el noveno capítulo cuando, con corredores en primera y segunda y un out, Henry Rodríguez atizó un cañonazo que parecía era el hit que, al menos, empataría el partido, pero Heras se lanzó y, de manera espectacular, se quedó con la pelota.

El primer choque de la batalla peninsular fue un auténtico duelo de pitcheo. Tras cinco entradas y media, sólo se habían conectado dos imparables, uno por novena.

El cubano Yoanner Negrín realizaba su mejor apertura del año cuando un cañonazo de su compatriota Yosmany Guerra lo sacó del partido.

Fue su primer enemigo de la sexta. Guerra bateó una poderosa línea que le pegó de lleno en la muñeca derecha a Negrín, quien, aturdido, adolorido, vio cerca la pelota, fue por ella, cayó al césped y, de bruces, lanzó un globito al guante del inicialista Matt Clark para el primer out.

Negrín fue atendido en el terreno, abrió y cerró varias veces la mano y, al parecer, no tenía fuerza, por lo que fue sustituido por Andrés Ávila.

Antes, el cubano labraba una joya, similar a la de su contrapelo, el zurdo Orlando Lara. A Negrín sólo se le había embasado un hombre, Asael Sánchez, con sencillo en el segundo capítulo.

Negrín realizó su mejor salida del año, pero se fue sin decisión

En la cuarta, una gran atrapada de Jonathon Jones evitó un imparable de Jason Atondo. La línea tendida amenazaba con picar en la frontera entre los jardines izquierdo y central, pero Jones se lanzó y engarzó la píldora antes de besar el pasto.

Negrín dejó la loma con un hit y un ponche.

Lara navegó cinco rollos con un espléndido trabajo, de un hit (de Leo Heras en el seguno), dos pasaportes, un golpeado y seis ponches. En ese lapso sólo Heras, con estafa, le había pisado la intermedia.

En la sexta, Lara admitió una carrera. Ricardo Serrano fueteó sencillo, llegó a segunda con sacrificio de Everth Cabrera y, tras elevado de Wálter Ibarra a la pradera derecha, Luis Felipe Juárez bateó sencillo al mismo sector, remolcador de la anotación.

El zurdo salió tras siete episodios, con tres hits, una carrera, par de transferencias y nueve ponches.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *