Monclova amenaza la marca de los Leones

agosto 21, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Con un extraordinaria marca de 32-9 en ganados y perdidos y un porcentaje fabuloso de .780, los Acereros de Monclova van que vuelan para romper la marca que establecieron los Leones de Yucatán en el torneo de primavera o el ya famoso torneo 2018.1.

En el primer torneo de este experimento (dos campeonatos por temporada), los Leones, a la sazón monarcas del torneo, fueron el mejor equipo de los 16 al compilar 40-17, marca que está al alcance de la mano de la “Furia azul”, que impresiona con sus últimos resultados: tienen16 triunfos en sus últimos 18 encuentros.

Los Acereros, que parecen una maquinita desde que llegó Pedro Meré al timón, tienen en el futuro próximo 15 partidos por jugar, 10 de ellos en “El Horno más grande de México”, tres en Aguascalientes y dos en el nido de los Tecolotes. Tienen todo para mejorar su récord de 13 series ganadas de las 14 que han jugado. Impresionante.

Además de Meré, el aporte de Francisco Peguero, con el bate, y Erick Aybar, con el guante, ha sido importante, sin dejar de lado el bateo de Jesse Castillo y las obras de arte que borda desde el montículo Josh Lowey (5-1 y un decente 3.50 de PCLA).

Peguero, una adición clave para este segundo torneo, batea para .375 y, lo mejor, tiene 45 carreras producidas, con las que es segundo, detrás del perico Delmon Young (48), por coincidencia, jugador de los Acereros en el torneo 2018.1 cuando fue dado de baja luego de un mes de temporada por batear para .291 con 14 producidas en 21 partidos.

Castillo le suena a la píldora para .348 y ha fletado a 34 compañeros a tierra prometida.

Monclova, además, tiene a Josh Lueke para los finales complicados (11 salvamentos en 13 oportunidades), al brasileño Andre Rienzo (3-0 y 1.08 en PCLA en 33 entradas y un tercio) y al orgullo de “Chito” Ríos, Wílmer Ríos, quien va con cuatro triunfos sin revés y 2.03 de efectividad.

Monclova es un equipo sólido, candidato al título del Otoño. No en balde es cuarto lugar en bateo colectivo, con .305, y el mejor en efectividad, con 3.02

Requiere nueve triunfos en los próximos encuentros para finalizar 41-15 (en caso de perder seis), suficiente para dejar en el olvido la marca de los Leones en la primavera.

Es, sin duda, una novena de acero. Dura de vencer.

 

 

.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *