Los Leones propinan fenomenal paliza a los Bravos: 24-3

agosto 17, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

La paliza que los Leones les propinaron este jueves a los Bravos de León, 24-3, puede tener varias explicaciones, algunas de ellas obvias.

  1. Los lanzadores de los Bravos no tuvieron recursos (y eso que enviaron a su as Dustin Crenshaw a abrir el partido). Y cuando decimos recursos nos referimos a que admitieron 23 hits y concedieron 12 bases por bolas. Terrible.
  2. Los bateadores de los Leones salieron concentrados, especialmente Sebastián Valle, quien se fue de 4-4, con tres dobletes y cinco producidas, y Luis “Pepón” Juárez, quien bateó de 4-3 con cuatro remolcadas.
  3. Los peloteros de las fieras jugaron sin ninguna presión.

Aquí puede estar la razón. En una ocasión, tras cumplirse el tiempo para la realización de cambios y bajas, el inolvidable “slugger” Ray Torres nos comentó que antes del cierre de registros, el pelotero no juega tranquilo, lo que sí sucede cuando, señaló, “termina el cambiadero”.

Este jueves, un día después del cierre de registros, los Leones jugaron sin presión y se soltaron la melena ante unos Bravos que parecieron estar en su zona de confort. Y de paso, regaron marfil sobre el terreno, al cometer cuatro errores. La novena guanajuatense no parecía aquella que estuvo varios días en la cima del Sur.

Sebastián Valle: Gran noche

Un racimo de diez carreras en la quinta entrada fue lapidario, como lo fue el que los Leones anotaron en cada una de las ocho primeras entradas. Sólo en la novena les colgaron una rosca en el pescuezo.

Yucatán ganaba 8-3 cuando explotaron con las diez anotaciones de la quinta.

El relevista Sergio Alvarado sacó un out, pero admitió triple de Jonathan Jones, quien anotó la primera con sencillo de José Juan Aguilar. Doblete de Sebastián Valle, su tercero del partido y base a Héctor Hernández llenaron los cojines.

Aguilar timbró la segunda por wildpitch y las bases se volvieron a llenar con pasaporte a Everth Cabrera. Wálter Ibarra siguió con sencillo, remolcador de la tercera. Las colchonetas siguieron llenas y Luis “Pepón” Juárez se encargó de limpiarlas con sonoro “grand slam”, su cuarto bambinazo del otoño.

Leo Heras siguió con sencillo, el debutante Matt Clark tramitó pasaporte y Alvarado fue relevado por el yucateco Fernando Villalobos.

Eliminó a Jones en elevado al izquierdo, pero concedió boleto a Aguilar, para llenar otra vez la jaula. Villalobos cometió un wildpitch, lo que permitió a Heras anotar la octava. Siguió Valle en su gran noche y disparó sencillo al derecho, con el que fletó a la goma a Clark y Aguilar, para coronar el enorme racimo.

Todavía Hector Hernández bateó un sencillo, pero rolata de Cabrera a segunda puso punto final a la entrada. Los peloteros de los Bravos respiraron aliviados y los melenudos presumían ventaja de 18-3.

Las fiers cuajaron dos racimos de cuatro carreras en la tercera y en la séptima entradas.

En la tercera, con un out, Juárez pegó sencillo, Heras recibió boleto y ambos llegaron a tierra prometida con imparable de Clark, quien por mal tiro de los jardines llegó a segunda, desde donde anotó la tercera con sencillo de Jones.

José Juan Aguilar murió en rola a la inicial y Jones anotó la cuarta con tubey de Valle.

Las cuatro de la séptima la hicieron los suplentes: base al debutante Jonathan Aceves y sencillos de Hernández y Madero llenaron los senderos. Los dos primeros timbraron con biangular de Alan López, Madero anotó con rola del emergente Ricardo Serrano a segunda, y López llegó a home con la cuarta, tras rodado de Wálter Higuera al campo corto.

Yucatán hizo una en el primero, producida por sencillo de Heras, dos en el segundo, remolcadas por biangular de Valle.

Las fieras agregaron una más en la cuarta, producida por elevado de sacrificio de Ibarra, una más en la sexta cuando Jones atizó rodado con la casa llena (bases al “Pepón” y Heras y single de Clark) y una más en la octava, la carrera 24, producida por doblete de Hernández en los spikes de Jones.

César Valdez no tuvo problemas para apuntarse la victoria. El dominicano lanzó seis episodios con ocho hits, tres carreras y tres ponches. Edgar Gómez, Carlos Pech y Arcenio León, quien despachó la novena en tres bateadores.

Sobra decir quién fue el derrotado: Crenshaw, quien en dos entradas y dos tercios recibió ocho incogibles y siete anotaciones. Luego lanzaron ocho más.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *