Raiko, como su hermano Randy Arozarena, aspira a las “Grandes Ligas del fútbol”

julio 31, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Raiko Arozarena sigue el ejemplo de lucha, tenacidad y esfuerzo de su hermano Randy, aunque en diferente deporte.

Mientras Randy, quien este año jugó con el equipo grande de los Cardenales de San Luis de la Liga Nacional en el entrenamiento primaveral, busca un ascenso en el sistema de sucursales de los Cardenales, Raiko persigue su sueño con los Venados del FC Yucatán en la Liga de Ascenso del balompié profesional mexicano.

Raiko Arozarena tiene cualidades, de acuerdo con el técnico Bruno Marioni. La foto es de los Venados del FC Yucatán

Luego de varios meses en Mérida, donde se preparó para un “show case” ante buscadores de las Ligas Mayores, y conseguir un contrato con los Cardenales, Randy se trajo a Mérida a su familia. Y con ella vino Raiko, quien tocó las puertas de los Venados. Llegó hace ocho meses a los ciervos buscando la oportunidad de jugar, pero un retraso en el envío de su transfer originó que fuera registrado hasta hace poco, previo al Torneo Apertura del Ascenso MX.

Raiko, de 21 años, es el menor de los tres arqueros de los Venados. Los otros dos son el experimentado Armando Navarrete (37) y Bernabé Magaña (24). Raiko se ha ganado la confianza del técnico Bruno Marioni, quien lo ha convocado para los dos primeros encuentros de los Venados en el torneo.

“Tiene condiciones físicas excelentes; es un gran atleta, con mucha capacidad”, dijo Marioni, entrevistado por Milenio.

Pero la llegada a un club profesional del fútbol mexicano no fue fácil.

“Vine con mi familia, con mi mamá y mis dos hermanos; vine por trabajo, pero yo lo que quería era venir a jugar futbol acá. Estuve en visorias en a Guanajuato y Morelia, no me dieron la oportunidad y un día fui al Estadio Carlos Iturralde (sede de los Venados en Mérida) a presentarme, buscando entrenar con ellos”, dijo Raiko hace unos días al periodista Mac Reséndiz, de ESPN, portal que le dedicó amplia historia al cubano, único futbolista de la mayor de la Antillas en la Liga MX y la Liga de Ascenso.

ELOGIOS DE BRUNO MARIONI

Raiko contó a ESPN que no fue fácil llegar a los Venados.

Tras varias vueltas, en noviembre pasado terminó siendo invitado para sumarse a la pretemporada del conjunto y hoy lleva una vida más estable y con mayor certidumbre. Incluso, tiene la confianza de Marioni.

“Desde el primer momento que lo vi me llamaron la atención sus condiciones; tenemos a una extraordinaria promesa”, señaló el técnico argentino a Milenio.

Raiko contó a ESPN cómo llegó a Mérida la familia Arozarena.

“Se nos hizo la reclamación (permiso de ingreso) y nos venimos todos. Ahora Randy juega en los Estados Unidos (con Springfield Cardinals) y mi otro hermano estudia en Mérida; acá vivimos con mi mamá”.

ERA BEISBOLISTA, COMO RANDY

Acerca de cómo era su vida en Cuba, Raiko dijo a ESPN:

“Yo era beisbolista; toda mi vida jugué béisbol, hasta los 14 años. Cambié al futbol porque llegó una ley a la escuela que me haría salir (si seguía en el béisbol) y para no dejarla preferí empezar a practicar fútbol”.

Agregó que “los amigos me dijeron que hiciera la prueba como delantero y ahí me quedé, aunque cuando vivía en mi pueblo a veces jugaba de portero porque atajaba bien”.

FUTBOLISTA PINAREÑO

Sus inicios fueron en el Fútbol Club Pinar del Río (su pueblo natal), a los 14 años, y posteriormente, mientras estudiaba y jugaba fue convocado por la Selección Nacional Sub 20, “pero no pude ir porque me agarró el Servicio Militar cuando tenía 19 años. Saliendo de ahí, finalmente logré ir a la Sub 20, donde obtuvimos buenas cosas”, dijo a ESPN el joven guardameta, quien aspira jugar en la Primera División de México y defender, algún día, la valla del Real Madrid.

Contó a ESPN que desde que llegó al conjunto yucateco se le ha apoyado con una remuneración económica, “hasta que llegó mi registro; ahora ya tengo mi contrato oficial. Me dijeron que entrene fuerte y que espere la oportunidad y cuando llegue, aprovecharla. Tengo pensado hacer carrera larga acá, o sea, hacer una buena carrera y llegar hasta donde pueda”.

SUS CUALIDADES

Raiko mide 1.83 metros de estatura y pesa 79 kilos. Por eso no dudó en señalar cuáles eran sus cualidades.

“Lo mejor que tengo es la fuerza, el físico, voy bien por arriba. Si tengo que salir jugando, lo hago. El profesor Alejandro Arredondo (entrenador e porteros de los Venados) me ha enseñado mucho; he perfeccionado algunas cosas, he avanzado”, dijo el cubano, cuyo arquero favorito es el costarricense Kéylor Navas.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *