Gana Monclova en Tabasco con dos dos carreras “de caballito”

julio 18, 2018

Por ERICK RUIZ

Hay una máxima en el béisbol que reza: contra la base por bolas no hay defensa. Roy Merritt lo confirmó. El zurdo otorgó pasaportes consecutivos que se convirtieron en par de carreras de “caballito” y los Olmecas de Tabasco cayeron ante los Acereros de Monclova, 2-1, al comenzar la serie en el estadio Centenario 27 de Febrero de la ciudad de Villahermosa.

Ese par de parpadeos ensuciaron la labor de Merritt (1-1), quien concluyó su trabajo con seis hits, dos carreras, cuatro bases y siete ponches para sufrir su primer revés del torneo de otoño.

En contraste, el dominicano José Miguel Piña (1-0) tuvo una excelente labor de sólo tres imparables, un pasaporte y un ponche en seis entradas para salir con los brazos en alto. Josh Lueke se apuntó su quinto salvamento.

La solitaria carrera de los Olmecas fue producida por el dominicano Anderson Hernández, quien llegó a 12 partidos al hilo bateando por lo menos un hit.

Tras el gran carreraje que los Olmecas (5-7) registraron por su gira en la Zona Norte y el poderoso orden al bate de los Acereros (12-1), se esperaba un partido lleno de fuegos artificiales. Sin embargo, terminó por ser un cerrado encuentro en el que predominó el pitcheo: los locales sólo conectaron cuatro hits y los visitantes ocho.

Merritt comenzó su labor con ponche a Cade Gotta y par de elevados de Yefri Pérez y Jesse Castillo. La segunda entrada la retiró en cuatro a pesar de un hit de Francisco Peguero y gracias una doble matanza ejecutada por Elmer Reyes y Jesús Rivera. En la tercera, José Heberto Félix y Jorge Flores le conectaron sencillos consecutivos, pero salió del problema con rola de Gotta y par de chocolates a Pérez y Castillo.

En el cuarto rollo parecía que Merritt caminaba tranquilo tras ponchar a Peguero y dominar con fly al exligamayarorista Erick Aybar. Sin embargo, César Tapia le conectó doble, le dio la base a Ismael Salas y aceptó hit de Félix para quedar rodeado de Acereros. El descontrol se apoderó del zurdo, quien regaló pasaportes consecutivos a Flores y a Gotta para que dos anotaciones entraran de “caballito”. A Roy le regresó la respiración con chocolate a Pérez para terminar la entrada.

El nativo de Houston, Texas, volvió a poner orden en sus pensamientos y la quinta entrada la retiró en orden, mientras que la sexta en cuatro tras admitir un hit de Salas. Hasta ahí llegó la labor de Merritt, quien acumuló 110 lanzamientos.

David Gutiérrez subió al cerrito en la séptima, la cual retiró sin problemas con elevado de Gotta, ponche a Pérez y por la ruta de la vergüenza a Castillo.

El experimentado Heriberto Ruelas entró al relevo en el octavo episodio y fue recibido con hit de Francisco Peguero, pero Aybar sacó una línea que capturó de aire el torpedero Reyes, quien velozmente completó con Rivera en la inicial para el dobleplay. Rola de César Tapia terminó el episodio.

Luis de la O salió para trabajar la novena. Dominó con rola a Salas, pero recibió doble de Félix y le dio la base a Jorge Flores. Tras recibir la visita del couch Ismael Peraza, De la O obligó a Gotta entregar el segundo out con fly al jardín derecho e hizo abanicar a Pérez para bajar el telón.

Piña silenció los bates de los Olmecas durante el primer tercio del partido. En ese lapso sólo dos se le embasaron: Gerson Manzanillo, con hit en el primer acto, y Adrián Gutiérrez, con error de Erick Aybar en el tercer rollo.

Fue hasta la parte baja del cuarto capítulo que Manzanillo volvió a descifrar un lanzamiento de Piña para conectar el segundo hit de los Olmecas y de su cuenta personal. Elmer Reyes fue dominado con elevado y Ronnier Mustelier se quedó con la carabina al hombro, mientras Gerson se robaba la segunda. Frank Díaz negoció pasaporte y Anderson Hernández conectó una línea con la que anotó Manzanillo para poner la pizarra, 2-1. Díaz fue enviado a home, donde fue esperado por el receptor Félix gracias al buen brazo de Gotta desde el jardín central.

Después de lo anterior, Piña colgó ceros hasta la sexta entrada que duró su excelente labor, la cual completó con sólo tres imparables, un pasaporte un ponche y 62 lanzamientos.

Al relevo entró Carlos Fisher, quien comenzó con base a Mustelier y luego dominó a Díaz. Ronnier fue forzado en la intermedia con rola de Anderson Hernández, quien se quedó en la primera en bola ocupada y se robó la segunda con Daniel Carbonell en la caja de bateo y con la cuenta en tres y dos. Al final, el cubano abanicó y el quisqueyano se quedó esperando el batazo oportuno.

Línea de Jesús Rivera le dio la bienvenida a Mario Morales en el octavo acto. En busca de velocidad, Daniel Hinojosa entró a correr como emergente. En cuenta de tres y dos, Adrián Gutiérrez falló en su intento de tocar la bola. Yordanys Linares hizo su aparición como bateador emergente, pero fue dominado con profundo elevado, al igual que Manzanillo.

 

 

TIRILLA

 

1 2 3 4 5 6 7 8 9                  C      H       E

Acereros          0 0 0 2 0 0 0 0 0                  2       8       1

Olmecas           0 0 0 1 0 0 0 0 0                  1       4       0

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *