Primer triunfo de Zambrano con los Leones

julio 14, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Clap… clap… clap

Aplausos para estos Leones, los que jugaron sin sus cuatro seleccionados, con sólo tres de sus estelares que consiguieron la corona.

Y con garra, vencieron este viernes a los Toros de Tijuana, 3-1, en el primer choque de la serie, en el Parque Kukulcán Alamo, ante otra baja asistencia.

Carlos Zambrano logró su primera victoria en la Liga Mexicana, con un trabajo cerebral de dos hits en cinco entradas. Chad Gaudin se apuntó salvamento (2), al despachar la novena en tres bateadores

Las fieras presentaron un equipo distinto al de otras jornadas, sin sus cuatro seleccionados nacionales, tres de ellos jugadores de posición. Tijuana sólo tuvo dos ausencias por el mismo motivo, ambos lanzadores: Aarón Kurcz y Pedro Villarreal, aunque originalmente también estaba convocado Isaac Rodríguez.

Pero los Leones alternos pelearon con garra. El equipo tuvo el ADN de la escuadra que hace dos semanas obtuvo la corona de la Liga Mexicana.

Sergio Contreras en la inicial, Héctor Hernández en la intermedia, Diego Madero en el bosque izquierdo, Wálter Higuera en el bosque central y Wálter Ibarra como bateador designado, cumplieron cabalmente. Lo mismo que Humberto Sosa, quien apareció como cuarto en el orden y atizó par de imparables.

Precisamente Sosa fue clave en las dos carreras de los campeones, en la sexta entrada, con las que tomron ventaja de 3-0.

Sergio Contreras recibió boleto, llegó a tercera con biangular de Sosa. El abridor Héctor Ambriz fue relevado por Mark Serrano, quien ponchó a José Juan Aguilar para el primer out. Ricardo Serrano siguió con globo a terreno corto del bosque derecho, con el que Contreras se fue a la conquista del plato. Y lo logró gracias a que el receptor Xorge Carrillo soltó un gran tiro de Júnior Lake. El “Cuate” llegó de cabeza a la goma (foto de abajo) y al parecer se lesionó una mano.

Este veterano pelotero parece torero, de aquellos que un domingo sufren una cogida y al siguiente están de nuevo en la arena. Pese a los golpes y a la lesión en la mano, Contreras siguió en la brega. Un profesional a carta cabal.

La segunda anotación de la entrada se registró cuando a Lake, inexplicablemente, se le cayó un elevado cómodo de Diego Madero. Sosa se descolgó a la goma desde la intermedia aprovechando la pifia, muy al estilo de aquella de Francisco Peguero, de los Tigres, en los playoffs de 2015.

La primera anotación la timbraron los Leones en la segunda entrada mediante tubey de José Juan Aguilar y sencillo productor de Serrano.

En la octava los Toros anotaron ante el dominicano Carlos Frías, a quien su defensiva salvó de un desaguisado mayor. La carrera se registró por imparables ligados de Corey Brown, Isaac Rodríguez y Dustin Martin, con un out. Luego, Ricardo Serrano descolgó un lineón de Júnior Lake y Diego Madero, tras correr hasta el fondo del prdo izquierdo, engarzó un batazo peligroso de Fernando Pérez.

“BIG Z”, “BIG PÍTCHER”

Yo fui uno de los que asistimos al Kukulcán atraídos por el anuncio de Carlos Zambrano como abridor por los Leones. Lo disfruté, como el propio ex astro de los Cachorros de Chicago, que después de cada argolla levantaba la mirada al cielo y seguramente hacía una plegaria.

Carlos Zambrano, tras colgar una de las cinco argollas con las que adornó el pescuezo de los Toros

Algo debe tener Zambrano. Nunca lanzó un pitcheo de 90 millas y sí muchos de 81 a 88. Se me antoja que es como aquellos boxeadores a los que les pesa la mano. Porque aunque fieros cañoneros como Dustin Martin y Jorge Cantú hicieron buenos contactos, los dos se fueron en blanco ante él. Martin (de 1-0) con un rodado segunda y Cantú con dos elevados a los jardines.

Tras cinco entradas, “Big Z” o “El Toro”, como más le gusta a don Manuel Mena, dejó la loma con dos hits (ambos en el primer rollo), tres ponches, dos bases y un golpeado.

Luego, para las cuatro siguientes entradas, el mánager Roberto Vizcarra utilizó a seis lanzadores: Manuel Chávez, Andrés Ávila, Óscar Félix, Jesús Barraza, Carlos Frías y Chad Gaudin. Manejo quirúrgico, dirían.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *