Los Sultanes aguan la fiesta de los campeones en el Kukulcán

julio 11, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Luego de fallar 10 veces en el “Homerun derby” del sábado 30 de junio en el Parque Kukulcán, Ricky Álvarez conectó un palo de cuatro estaciones en su primer turno en su retorno a Mérida.

Y qué batazo.

El ex melenudo bateó un largo cuadrangular de tres carreras ante Tomás Solís en la primera entrada, cuando los Sultanes de Monterrey anotaron cuatro carreras, con las que vencieron a los Leones de Yucatán 4-2, en el primer choque de la serie, que enfrentó a los dos equipos finalistas del torneo anterior.

Fue la primera victoria de los regios en el año en Mérida, donde perdieron los cuatro choques de la Serie del Rey del torneo primaveral, que les costó la corona.

Si borramos la primera entrada, Tomás Solís dio una cátedra. Tras el bombazo de Álvarez, el zurdo retiró a 16 en fila india, hasta que fue cambiado tras la sexta entrada. Excelente trabajo.

Entre Solís (seis entradas con tres hits, cuatro carreras y una base), Felipe Arredondo (dos tercios), Manuel Chávez (un tercio), Andrés Ávila y José Manuel López (a una entrada cada uno), dejaron en cuatro incogibles a los Sultanes. Luego de los tres imprables que batearon en el primero, dieron el cuarto hit en la novena, ante la serpentina de López.

Solìs, el derrotado, retiro en fila a 16 (lanzó cinco entradas perfectas) y el pitcheo melenudo despachó en fila a 23, antes de que López propinara pelotazo a Guty Murillo en la novena.

Fue tal el dominio de los lanzadores yucatecos, que los regios sólo dejaron a un corredor en los senderos.

Edgar González, quien abrió, fue el ganador en cinco entradas de trabajo, con cinco de los ocho imparables de las fieras, con las dos carreras y par de anestesias. Wirfin Obispo se apuntó salvamento al despachar la novena en cuatro bateadores (una base).

Roberto Vizcarra siguió con las rotaciones y los descansos. Esta vez no vieron acción Arthur Charles y Wálter Ibarra, quien ya está disponible, ni Rubén Sosa, lesionado en la serie en Campeche. Sergio Contreras defendió la inicial, Diego Madero la intermedia y el recluta Wálter Higuera la parcela central.

Y los Sultanes, como terminaron y con hambre de venganza. Incluso, el diseño de su pitcheo fue el que utilizó en las grandes noches de la postemporada anterior: Manny Acosta y sus disparos de 96 millas, Nick Stuck y Wirfin Obispo, sus estelares para la séptima, octava y novena entradas. Tener enfrente a los campeones lo hacía necesario.

Los del turbante vinieron por sangre. Y con el cuchillo entre los dientes afrontaron el desafío.

Lo mostraron desde el primer episodio cuando Tomás Solís no entraba en calor.

Chris Roberson lo saludó con doblete al derecho y luego se llenaron los senderos con transferencia a Ramiro Peña y sencillo del “Guty” Murillo. Roberson anotó la primera con rodado de Yadir Drake, con el que forzaron a Murillo, y a continuación Ricky Álvarez enderezó una curva de Solís y la mandó al estacionamiento, tras superar los espectaculares que están detrás de las gradas del bosque izquierdo, para dibujar un cuatro en el casillero de los Fantasmas grises.

Los Leones respondieron en el cierre y timbraron su primea carrera ante Edgar González.

Everth Cabrera largó sencillo; Madero elevó al torpedero, pero Luis Juárez siguió con sencillo, que envió al pinolero a la esquina caliente, desde donde anotó con rodado del cuarto bate, Leo Heras, a la intermedia.

Las fieras hicieron su segunda carrera en la cuarta cuando, con uno fuera, Heras disparó doblete y raudo y veloz timbró poco después con sencillo de Sebastián Valle al central.

DRAMA Y GRAN ATRAPADA

El último out del gran trabajo de Tomás Solís estuvo lleno de drama. Y de valor.

Luego de retirar en fila a 15 bateadores, Yadir Drake bateó un elevado de faul atrás de la primera base; el inicialista Sergio Contreras fue por la esféride a todo tren, la atrapó poco antes de llegar a las gradas, pero por la inercia que llevaba, se fue de bruces a las butacas. Imágenes de la televisión mostraron cómo el “Cuate” se golpeó la espalda con una butaca.

Fue necesaria la intervención de los masajistas del equipo. Luego de varios minutos, Contreras se recuperó y recibió una cascada de aplausos.

Otra gran jugada, la mejor que ha realizado un torpedero este año en el Kukulcán corrió a cargo de Everth Cabrera en la octava entrada.

Arturo Rodríguez bateó rodado entre la antesala y el campo corto; el nica Cabrera corrió en diagonal, cortó el viaje de la canica pisando el césped y, sin componer la figura, dando un salto, hizo largo envío a la inicial, que de un bote llegó al guante del inicialista Humberto Sosa, quien poco antes había relevado a Contreras. Burak, esta jugada es estupende para tu top ten.

OPORTUNIDAD DESPERDICIADA

Ante Nick Struck en la octava entrada, los Leones desperdiciaron una brillante ocasión de anotar.

El estadounidense propinó pelotazo a Luis Juárez, quien llegó a la antesala con sencillo de Leo Heras. Sebastián Valle se atragantó con ponche; tras que Heras se estafó la intermedia, Struck ponchó a Humberto Sosa para el segundo out. Las bases se llenaron con pasaporte a José Juan Aguilar, pero Struck ponchó a Ricardo Serrano para el tercer out.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *