El Kukulcán es de las estrellas de la Zona Sur: 10-2

junio 30, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Iván Terrazas vino a Mérida a disfrutar su quinto Juego de Estrellas. Y en verdad que lo disfrutó.

El capitán de los Diablos Rojos de México bateó de 4-3 con tres carreras producidas y jefaturó a la Zona Sur a una victoria de 10-2 sobre la Zona Norte, en el clásico 86, el quinto que se juega en el Parque Kukulcán Alamo de Mérida, segunda en los últimos cuatro años. Terrazas fue designado el Jugador Más Valioso del encuentro.

El béisbol los une: el tigre Brian Hernández saluda al diablo Iván Terrazas, durante el ataque de la Zona Sur de la segunda entrada

Dustin Crenshaw, quien lanzó la segunda entrada con un hit, fue el ganador y Carlos Hernández el derrotado. Hernández toleró cinco imprables y cuatro carreras en una entrada de trabajo, con par de ponches.

Once lanzadores norteños se repartieron 14 hits del Sur. La Zona Norte pegó seis incogibles.

La Zona Sur hizo cuatro carreras en la segunda entrada y seis en la quinta, para asegurar la victoria.

En la segunda, Carlos Alberto “Chispa” Gastélum atizó doblete con las bases llenas ante la serpentina del astro de los Toros de Tijuana Carlos Hernández, el derrotado. Con el batazo de Gastélum anotaron Brian Hernández y Terrazas. Yuniesky Betancourt siguió con sencillo, que remolcó a Sebastián Valle, embasado con imparable. La cuarta se registró con elevado de sacrificio de Luis “Pepón” Juárez, quien hizo anotar a Gastélum.

En la quinta, los sureños hicieron seis anotaciones ante dos lanzadores de los Rieleros de Aguscalientes, uno de ellos Línder Castro Arjona, único yucateco en el choque estelar.

Carter admitió sencillos ligados de Alberto Carreón y el “Pepón”, ponchó a Carlos Figueroa, pero Alexei Ramírez conectó un obús que le pegó en la espalda al lanzador, quien salió del encuentro.

Castro, quien obtuvo en el Kukulcán la primera victoria de su carrera en la Liga Mexicana, cuando lanzaba con los Leones en 2011, subió al relevo con las bases llenas y un out. Y el yucateco comenzó mal su trabajo, pues dio pelotazo a Emmanuel Ávila para forzar “de caballito” la quinta carrera sureña en los spikes de Carreón.

Siguió Júnior Lake con sencillo, que remolcó al “Pepón”, y apareció Terrazas, quien con doblete produjo tres anotaciones en los spikes de Ramírez, Ávila y Lake. La sexta anotación se registró cuando Hans Wilson sonó doblete.

Los norteños se quitaron la blanqueada en la octava ante la serpentina de Adrián Garza cuando, con dos fuera, Enrique Osorio disparó sencillo y anotó con biangular del cubano Félix Pérez, quien instantes después timbró la segunda, con oportuno de Maxwell León.

En la séptima, un momento singular, único, cuando, tras sacar dos outs, Pablo Ortega, quien tiene 163 triunfos en la Liga Mexicana, fue relevado por Francisco Campos, quien acumula 197 triunfos. Ortega lanzó dos tercios y Campos uno. Dos actuaciones simbólicas.

Además de Castro, otro yucatco intevino en el partido: el umpire Manuel Carrillo, quien trabajó en el bosque derecho.

Por primera vez, una mujer funge como umpire en un Juego de Estrellas: Luz Alicia Gordoa, quien trabajó en primera base.

Luz Alicia Gordoa saluda a la afición, tras ser presentada, anoche en el Kukulcán

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *