Emotivo abrazo de dos hermanos en el diamante del Kukulcán

junio 28, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Un momento emotivo, lleno de amor filial, se vivió anoche junto al pentágono del Parque Kukulcán Alamo, cuando en la segunda entrada fue a tomar su primer turno el antesalista de los Leones, Diego Madero.

Diego se fundió en un abrazo con el umpire, su hermano mayor Christian Vicente Madero Montijo, quien fungió como el hombre de azul principal en el sexto encuentro de la Serie del Rey.

Vicente, quien desde hace nueve años trabaja como umpire en la Liga Mexicana, tiene experiencia internacional, pues ha fungido como oficial en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Mayagüez, Puerto Rico, en 2010, y un año después lo hizo en los XVI Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

En noviembre de 2017 fue uno de los umpires más destacados en el Premundial Sub 23 de Panamá.

Vicente se formó en las instalaciones de la Academia de El Carmen, Nuevo León, de ahí que son producto netamente de la LMB.

Vicente, quien nació en Ramos Arizpe, Sonora, también interviene en la Liga Mexicana el Pacífico.

Su hermano Diego, de 26 años, llegó a la Liga Mexicana en 2012 con los entonces Vaqueros de Unión Laguna, de los que pasó a los Leones a media temporada de 2016.

Jugador polivalente, pues puede jugar en cualquier posición del “infield”, Diego tuvo una gran temporada el año pasado, cuando bateó para .342, con cinco cuadrangulares, 39 producidas y 10 bases robadas.

Diego, el león, y Vicente, el umpire, en emotiva postal

Un comentario

  • fidencio junio 29, 2018en3:20 pm

    emotivo momento para dos hermanos que de seguro pocas veces estan juntos por su trabajo del deporte rey que andan de un lado a otro saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *