Reaccionan los Sultanes: vencen a Yucatán 9-2

junio 24, 2018

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

Hoy todo fue distinto a los dos primeros partidos de la Serie del Rey: el fildeo de los Leones se hundió y los bateadores de los Sultanes despertaron, este sábado en la Sultana del Norte.

Y, con siete carreras y seis hits en la octava entrada, los Sultanes vencieron a Yucatán 9-2, para conseguir su primera victoria en la batalla por la corona del primer torneo de la temporada 2018 de la Liga Mexicana de Béisbol.

Los Leones siguen adelante en la serie, 2-1. Este domingo a las 6 de la tarde será el cuarto desafío. Felipe Arredondo abrirá por los felinos.

Luego de recuperarse de una tempranera desventaja de dos carreras, los Leones llegaron a la octava entrada con la pizarra 2-2 y Yoanner Negrín dictando un recital. Tras la séptima, el cubano sólo había admitido cuatro imparables y dos carreras sucias (Monterrey tenía 25 episodios en la serie sin anotar carrera limpia), con apenas 82 lanzamientos.

Pero una pifia del propio Negrín en la octava, la tercera de los melenudos en el partido, le abrió la puerta a los regios, que cuajaron gran racimo de siete anotaciones, para llevarse su primera victoria en la Serie del Rey.

Chris Roberson abrió la octava con sencillo; Ramiro Peña se sacrificó por la raya de primera, Negrín atrapó la pelota y, cayéndose, tiró mal a la inicial, que cubrió Wálter Ibarra. Roberson llegó a tercera y Negrín caminó a las duchas.

Lo relevó Ronald Belisario, quien admitió sencillo productor de Agustín Murillo, de la carrera de la diferencia. El venezolano ponchó a Ricky Álvarez, pero fue castigado por Ramón Ríos con doblete remolcador de dos.

A Belisario lo relevó Andrés Ávila, quien tras dar base intencional a Sebastián Elizalde, admitió hit productor de Yadir Drake. Víctor Mendoza también sonó imparable productor, lo mismo que Arturo Rodríguez. La séptima de la entrada la anotó Mendoza con elevado de sacrificio de Roberson, cuando ya lanzaba Óscar Félix.

FRÍO INICIO

La buena defensiva, clave para un equipo triunfador, le jugó una mala pasada a los Leones, que se vieron abajo en la pizarra desde el episodio inicial cuando cometieron dos pecados.

Negrín dominó a su primer enemigo en el partido, Chris Roberson, en un elevado a terreno corto del bosque izquierdo; el torpedero Everth Cabrera fue por el elevado, también el guardabosque Jesús Valdez, quien al parecer la pidió, pero la pelota cayó apenas entre la espalda del nicaragüense y el guante del “Cacao”, a quien le apuntaron el error. La acción permitió a Roberson anclar en la segunda colchoneta.

Negrín eliminó a Ramiro Peña en línea al derecho, firmó pasaporte a Agustín Murillo y obligó a Ricky Álvarez a rolatear a la antesala. El batazo era ideal para doble matanza, pero la pelota le pasó entre las piernas. La marfilada permitió a Roberson rasgar el celofán y poco después Murillo llegó a la registradora con la segunda impulsado por imparable de Ramón “La Pulpa” Ríos.

Dos errores, dos carreras sucias…

El zurdo Marco Tovar abrió por los locales y realizó un gran trabajo.

Durante las cuatro primeras entradas limitó a los melenudos a dos hits (sencillos de Arthur Charles y el “Cacao”) y les sirvió cinco ponches, pero en la quinta perdió la lechada mediante cuadrangular de José Juan Aguilar, un misil que se fue sobre la verja central.

Una entrada después, con dos fuera, recibió incogible de Luis Juárez y el timonel Roberto Kelly le aplicó la grúa. Felipe González subió y sacó el tercer out de la sexta entrada.

Para la séptima, Kelly envió a la loma a Nick Struck, quien se metió en problemas a causa de su descontrol. Tras ponchar a Charles, dio pasaportes consecutivos a Sebastián Valle y J.J. Aguilar, pero salió del problema al eliminar a Serrano en rodado a segunda y anestesió a Wálter Ibarra para el tercer out.

Ese descontrol le ocasionó a Struck y a los Sultanes la carrera del empate 2-2 en la octava.

El estadounidense dio transferencia a Rubén Sosa, quien se estafó la intermedia al momento que el pinolero Cabrera abanicaba el tercer stike, y pisó la antesala cuando al antesalista Murillo le rebotó un batazo saltarín del “Pepón”.

Struck fue relevado por Wirfin Obispo, a quien el “Cacao” Valdez le atizó sencillo productor de la carrera de la igualada al primer disparo que hizo al plato.

BALANCE DE SERPENTINAS

El zurdo Tovar lanzó cinco entradas y dos tercios, con cuatro imparables, una carrera y cinco ponches. Felipe González sacó un tercio en un bateador. Le siguió Struck, quien trabajó un rollo y un tercio con una carrera, tres bases y tres ponches, y terminó Obispo, quien se apuntó la victoria en una entrada y dos tercios con un hit.

Por los Leones, Negrín, quien perdió, estuvo siete entradas y dos bateadores, con cinco hits, una base y un ponche. Lo relevó Ronald Belisario, quien en un tercio toleró dos indiscutibles y dos carreras con un ponche. Andrés Ávila (cuatro bateadores con una base y tres singles) y Óscar Félix.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *